Entradas

Empresarios y empresarias secuestrados por sus trabajadores.

Hace unos meses recibí una llamada de una persona. Era la dueña la empresa, la CEO, y a todos los efectos la que está arriba del todo. Una empresa ejemplar, con presencia multinacional, y por lo que vi en su web, una gran empresa. Esta persona (de la que por supuesto no vais a saber […]

¡Menos mal que este año no tengo comuniones! Gestión del Cambio.

Revisa lo que has hecho hasta ahora, da igual el momento del día. Probablemente estás mirando las redes sociales aprovechando la hora de casi todos los días, mientras viajas hacia el trabajo, desayunas, tomas un café a media mañana o por tarde, o es peras a la persona con la que tienes una reunión, … […]

Creencias limitantes, dinámicas de alto impacto y cursos de coaching.

Nos encontramos cursos de motivación, de superación y cursos de coaching, y no de coaching, que se apoyan en las dinámicas de alto impacto para motivar y generar estados de euforia y de superación, o más de bien de auto superación. ¡Y eso es estupendo!

Sin duda alguna la sensación de poder romper una flecha con el cuello, cuando ésta se te está clavando en la garganta ante la presión que ejerces para romperla, es sin duda un subidón. Si además contamos con que puedes estar en un círculo en el que te están jaleando tus compañeros a grito “pelao”, con sentencias del estilo de  “tu puedes”, “campeón”  etc.  ¿a ver quien no rompe la flecha?

El discurso interno, la película que te montas en tu mente, te ayuda a empujar y dar lo máximo. Y además, acabas de ver que tu compañero que es más bajito que tu, o tiene menos envergadura que tu,  lo ha hecho, ¡ostras!, ¿cómo no lo voy a hacer yo?.

El efecto de este logro, de romper la flecha, es ese el subidón, y el creer que hemos eliminado esta creencia o miedo que hemos puesto en la flecha. ¡Eso es lo que te venden! Hay que hablar 3 meses más tarde para ver como estás de ese miedo.

En este caso, hace muchos años asistí a uno de esos cursos de alto impacto y como había que poner algo,  lo que puse fue “miedo al fracaso”.

Por supuesto tras el subidón, viene la calma, y años después no puedo decir que no tenga miedo al fracaso, sin embargo, si es verdad, que el autoconocimiento, y el trabajo interior después de seguir un proceso ha  transmutado a “si fracaso, habrá que volver a intentarlo de otra manera” o simplemente reinventarse. En cualquier caso los fracasos son temporales, uno se cae y se levanta, el asunto está que para fracasar hay que hacer algo. Si no haces nada por “miedo a fracasar” al final puede ser que fracases justamente por no hacer nada. Y es que, nos guste o no, no elegir, o no hacer, por no decidir, también es una decisión.

Ojo, ¡que no estoy en contra de estas dinámicas de impacto! ahora bien, ve y rompe tu flecha, o camina sobre un lecho de cristales rotos, o bien pasa por encima de unas brasas ardientes, o rompe un tablón con un puñetazo … todo ello jaleado por esa multitud que te anima y te lleva en volandas, y después de esto, continua ese subidón con un trabajo/proceso de trabajo individual  que te ayude a asentar esa sensación de superación y superar o eliminar ese miedo o creencia limitante.

Yo no necesito ayudar a alguien a romper una flecha para superar o eliminar  un miedo o una  creencia que le frena o le limita para enfrentarse a un proceso de cambio.

 

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior. CPS 10161 & Psicólogo Colegiado AO-10124

Especializado en RRHH, desarrollo de personas y gestión del cambio.
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos.

Desde 2007, Gerente de COANCO

Desde 2012, Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

LOGO COANCO 2015 -png. red

Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO y se dedica a la Formación y Servicios de Coaching.

Realizamos procesos de Coaching Personal, Coaching Educativo, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos.

Expertos en Gestión del Cambio. ¿Necesitas cambiar algo? ¿Tienes un problema? Te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”

¿Que es el Coaching Sistémico?

Coaching sistémico

Todos no encontramos inmersos en sistemas de influencia que pueden ir variando con el paso del tiempo. La familia es nuestro primer sistema, y de ella adquirimos valores, patrones de conducta y creencias, que marcarán nuestro paso por la vida. Después llega el colegio, el instituto, equipos deportivos, amigos, entornos laborales, etc.

Todo sistema busca el equilibrio y, para ello, cada elemento que lo compone, buscará el lugar que le corresponde.

El coaching sistémico está basado en las constelaciones familiares y terapias sistémicas desarrolladas por Bert Hellinger y los desarrollos posteriores de Gunthard Weber y en la teoría de sistemas.

Es importante tener en cuenta las leyes que obran dentro del Sistema, y nos hagamos conscientes de ellas para seguirlas.

1ª Ley de Pertenencia. Crea vínculos indefinidos o temporales, dependiendo de si es familiar (vínculo indefinido) o grupal (vínculo temporal).

Todo miembro tiene derecho a pertenecer al sistema y NADIE tiene derecho a excluirlo. ¿Cuándo y cómo se excluye a un miembro? ¿Qué ocurre cuando hay algún excluido?

2ª El orden. El tiempo establece en el sistema la prioridad a los que han venido primero. El sistema tiende siempre a buscar el orden.

¿Qué ocurre si no se cumple el orden? ¿Qué ocurre cuando puenteas, permites puentear o te puentean?

3ª Ley de Equilibrio. Así como el cuerpo humano tiende a su propia auto-regulación (homeóstasis), un sistema tiende hacia el equilibrio; si no existe, el sistema se rompe.

¿Cuándo se rompe el equilibrio? ¿Da alguien más que otro? ¿Alguien recibe más que otro? ¿Hay equilibrio entre dar y recibir?

coaching-sistémico-coanco.jpg

Es una metodología de coaching que tiene como bases las propias del coaching: el coach pregunta para que el cliente dé con sus propias respuestas y

soluciones, no se aconseja, y no se emiten juicios sobre lo que se expone en la sesión. Se denomina sistémico porque atiende al conjunto del sistema y opera con las leyes sistémicas descritas con anterioridad.

Ayuda al cliente a obtener una visión más amplia del tema a tratar ya que toma conciencia de que no trabaja como una sola unidad, sino como un sistema.

Existe un bonito poema de John Donne en referencia al coaching sistémico, al cual hicimos una referencia en otra entrada de nuestro blog secundario. Ver aquí.

Cómo se lleva a cabo

Para llevar a cabo una sesión de coaching sistémico se utilizan elementos, que pueden ser piezas o muñecos, para representar cada uno de los integrantes del sistema. Un conjunto de elementos que tienen que tener un orden de funcionamiento para que el sistema funcione hacia la consecución del objetivo deseado.

El cliente expone de forma concisa cual es la dificultad o que es lo que desea clarificar. Lo mejor es una o dos frases.

Elige un elemento que represente a cada uno de los “actores” de la situación. Se colocan los elementos en una posición inicial que es la que señala el comienzo de la sesión. El coach realiza preguntas en relación con esa representación.Señala que personas, “piezas”, elementos, intervienen en la situación, incluyéndose él mismo.

El Coach sistémico parte del principio fundamental que el cliente tiene y es parte de la solución y ayuda a acceder a la persona al máximo de información que sea posible, integrarla y procesarla para conseguir que pueda tomar la mejor decisión y convertirla en acción efectiva solamente a través de la observación y la pregunta.

Autor: Juan Manuel Castillo Coach profesional, Tutor Jefe de COANCO

________________________________________________________________________________________________________

Visitamos en web o las redes sociales de COANCO

logo transparente publicaciones 300px

 

 

 

fb

Síguenos en nuestra página profesional de Facebook.

 

tw.

Síguenos en nuestro Time Line de Twitter.

 

 

 

 

 

Sobre la voluntad y el éxito. Fácil hablar, más difícil de lograr.

El camino al éxito está jalonado por multitud de tropiezos, desvíos, subidas y bajadas, y en ocasiones una larga espera hasta que se pueden recoger los frutos del trabajo.

Como el agricultor que cosecha la tierra es cuestión de tener paciencia mientras uno siembra  a la espera del fruto prometido que llegará como consecuencia de un trabajo que a primera vista no se ve.  En este “cosechar” y “dar sin recibir nada a cambio”  -de momento- el factor diferenciador y que marcará la diferencia con otros “agricultores” tiene que ver con la voluntad, y con la combinación de actitudes y aptitudes que todos los seres humanos tienen. Unos en mayor medida tendrán actitudes, y otros tendrán aptitudes, la suma de ambos se puede recoger en la voluntad. Y es que, habiendo voluntad se puede conseguir “casi” todo, dejaremos un pequeño margen a la suerte  que también es importante a veces, y factores varios,  aunque yo particularmente prefiero cogerme al dicho de “el que la sigue la consigue”.

 

Respecto a la voluntad y su relación con la actitud y la aptitud nos encontramos con cuatro estereotipos que desde luego nos llevan a cuatro resultados diferentes, estos tienen que ver con el mayor o menor éxito que tendremos en nuestras empresas, proyectos, ya sean personales o profesionales.

 

  • Están los que no pueden y no quieren.
  • Los que no pueden y quieren.
  • Los que pueden y no quieren.
  • Los que pueden y quieren

 

Cada cual que se sitúe en el perfil que desee, la buena noticia, es que se puede pasar de uno a otro,  “es cuestión de voluntad”.

Con la voluntad, pasa igual que con el cambio, la gestión del cambio, y el coaching, es muy fácil hablar de ello pero bastante más difícil de hacer.
Y como decía el gran Albert Einstein, “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Hazlo distinto y triunfa.

William C. Taylor nos habla en su obra “Hazlo distinto y triunfa” de como influye en el cambio la dirección de nuestra mirada, y hacia dónde nos enfocamos.

Sobre los cambios y las transformaciones corporativas nos define las cinco verdades de la transformación corporativa.

I. muchas organizaciones de muchos sectores sufren de una especie de visión en el túnel que hace que les resulté muy difícil imaginar un futuro más positivo.

II. Muchos líderes ven las cosas como todos los demás porque buscan las ideas en los mismos sitios que todos los demás.

III. En organizaciones problemáticas, ricas en tradición y éxitos, la historia puede ser una maldición y también una bendición. Lo difícil es romper con el pasado si desautorizarlo.

IV. El trabajo del agente de cambio no consiste únicamente en sacar buenas ideas a la superficie, consiste en provocar una sensación de urgencia dentro y fuera de la organización, y en convertir esa urgencia en acción.

V. En un entorno empresarial que no deja nunca de cambiar, los agentes de cambio no pueden dejar de aprender.

Del libro Hazlo distinto y triunfa de la Ed. Gestión 2000.

Una obra muy recomendable sobre la gestión del cambio en los entornos organizacionales.

 

José Miguel Gil Coto

COANCO

www.coanco.es

Hablando de cambio y coaching

Es fácil hablar de cambiar, y más fácil aún es decirle a los demás que tienen que cambiar.

Elegir cambiar es el primer paso para hacerlo, aunque otra cosa distinta es hacerlo. En ese quiero y no puedo, o quiero y no se es donde el coaching y los procesos de coaching pueden ayudar.

La gestión del cambio es la asignatura pendiente del ser humano de forma individua y social, y son pocos los que aceptan que cambiar es necesario y adaptativo y hacen algo para cambiar. Otros (más cómodos) esperan a que alguien o algo cambie por ellos.

La cuestión es que no nos podemos negar al cambio, queramos o no esta ocurriendo en este mismo momento. Puedes aceptarlo o no. Hoy no eres la misma persona de ayer, ni mañana la que eres hoy. En un día habrás perdido pelo, células, etc. Mañana tendrás otras , y así sucesivamente.

José Miguel Gil Coto

COANCO