Coaching, liderazgo, gestión del cambio y el desempeño de funciones como un Directivo Coach.

La creciente popularización del coaching, el liderazgo y la gestión del cambio en la que especialmente nosotros trabajamos, está cada vez más respaldada por los resultados que se consiguen.

Con ocho años de experiencia  en  el desarrollo de procesos de coaching personal, coaching empresarial y ejecutivo -entre otros- y trabajando la gestión del cambio en diferentes entornos profesionales, y a diferentes niveles, compaginándolo con la formación de profesionales como “Coach” podemos afirmar con rotundidad y sin dudas que “el coaching funciona.” Y funciona porque da resultados.

Si bien el coaching tiene su propia forma de operar y funcionar, sin lugar a dudas los positivos efectos secundarios que produce el coaching como la  motivación,  el liderazgo, empowerment, hace que se convierta en una herramienta imprescindible en cualquier proceso de cambio o de gestión del cambio que se produzca en una organización.

La notoriedad, -a veces no demasiado positiva- por parte de algunos “coaches” ha conseguido en ocasiones que  se tengan dudas sobre el coaching, algo que para bien o para mal afecta a cualquier disciplina que se convierte en moda. Advenedizos y gente sin ética hay en todas partes, pero insisto en que funciona.

Al considerar el coaching como  un estilo de liderazgo, realmente nos acercamos a la figura del directivo que se “convierte” en coach utilizando las herramientas y competencias que ha podido adquirir en una formación o curso de coaching, lo que le facilita para ejercer en determinados momentos no sólo como directivo, sino como coach, convirtiéndose en la figura del Directivo Coach que cada vez permea más en las instituciones, empresas y organizaciones.

Reputadas empresas globales como Ernst & Young se ocupan de apoyar a sus trabajadores y colaboradores con procesos de coaching formales e informales dentro del plan de desarrollo de la compañía.

 

#coaching #empresarial #coanco. www.coanco.es

 

http://www.ey.com/ES/es/Careers/Experienced/Your-development#fragment-3-na

 

No tenemos ninguna duda de la efectividad del coaching, pero sin lugar a dudas cuando hablamos con nuestros clientes les mostramos como empresas “grandes” y “muy grandes” invierten en coaching.  ¿Las grandes empresas o multinacionales surgieron así de pronto?

 

Le invito a leer o conocer la historia de IKEA. Se sorprenderá como comenzó.

En el 2009 asistía a una conferencia de D. José Luis Rivas Navarro, el entonces responsable de Recursos Humanos de IKEA en Málaga.

 

 

IKEA contaba en Málaga en aquel momento con 460 empleados. Me quedé con varios datos interesantes, entre ellos sólo 10 eran directivos, 50 eran jefes de sección y 400 eran empleados de base. Desconozco los datos actuales a día de hoy.

No obstante, lo que más me llamó la atención gratamente, tal como tuve opción de comentarle a José Luis es que dentro de la evaluación de las habilidades que requieren tener todos los que aspiran a ejercer una posición de liderazgo en la empresa, se encuentran junto a las Habilidades Directivas (75 %) las Habilidades de Coaching (72%). Esto significa la capacidad para hacer coaching con sus empleados, junto con la habilidad para darles un feedback correcto y un constante apoyo a los empleados es especialmente valorado en la firma sueca.

Está clara por tanto la efectividad y el bienestar que produce el coaching en las organizaciones empresariales, que más allá del tamaño de la misma siempre se van a beneficiar de un proceso de coaching.

Que el directivo ejerza de coach, o de directivo coach,  es una de las mejores formas para que los ejecutivos evolucionen hacia el éxito en el desempeño de su liderazgo. El coaching debe formar parte de la rutina de los directivos, y cualquier proceso de gestión del cambio organizacional se beneficiará de la eficacia y eficiencia de los directivos cuando incorporan a su bagaje las competencias del coaching profesional. El manejo de herramientas como una buena escucha activa, un buen manejo de las preguntas poderosas, y un imprescindible buen uso de esa poderosa herramienta que es el feedback y que tan buenos resultados proporciona, son sin duda una de tantas herramientas que trabajamos para que se alcancen los objetivos fijados a los directivos, gerentes, mandos intermedios, y personas con responsabilidad dentro de la organización.

El coaching potencia y desarrolla un desempeño más elevado de liderazgo y se convierte en una práctica esencial para la formación de los líderes en las organizaciones. Cada vez es más importante para las empresas trabajar con profesionales que sean capaces de tomar decisiones por cuenta propia y responsabilizarse de ellas.

El directivo coach tiene que enseñar y facilitar a su equipo a pensar, a analizar las situaciones y a encontrar la mejor solución en base a sus propios criterios. También debe facilitar y potenciar crear un ambiente de aprendizaje continuo, con el objetivo de que el desempeño de sus colaboradores mejore de forma paralela a los resultados de la empresa.

Pensemos que si las personas que forman parte empresas y organizaciones crecen, éstas crecen. Es por ello que ¿donde vamos a invertir mejor nuestro dinero que en formarnos, o formar a nuestros directivos?.

En el marco de nuestro trabajo y en nuestros cursos de coaching y gestión del cambio potenciamos el desarrollo de nuevas competencias directivas que faciliten el logro de objetivos por parte de las organizaciones empresariales, que abarca desde las pymes, a las micropymes, como a aquellos profesionales independientes que con colaboradores externos  desean ampliar sus objetivos empresariales..

Vale, mi empresa no es ni IKEA, ni Ernst & Young, ni  IBM,  Supermercados Día, etc.

 

Yo soy una empresa pequeña a mi no sirve el coaching.

¿Estás seguro/a?

 

Saludos cordiales y gracias por la visita.

 

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior. CPS 10161 & Psicólogo Colegiado AO-10124

Especializado en RRHH, desarrollo de personas y gestión del cambio.
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos.

Desde 2007, Gerente de COANCO

Desde 2012, Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

LOGO COANCO 2015 -png. red

Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO y se dedica a la Formación y Servicios de Coaching.

Realizamos procesos de Coaching Personal, Coaching Educativo, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos.

Expertos en Gestión del Cambio. ¿Necesitas cambiar algo? ¿Tienes un problema? Te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”

Liderazgo Femenino

Son nuevos tiempos. Tiempos de cambio, y de nuevos puntos de vista. Y esta oleada de transformaciones, y nuevas tendencias, llega al liderazgo. Teorías, técnicas, experiencias, fábulas, y guías, sobre el liderazgo se acumulan en los estantes de las librerías. Esto no se debe a otra cosa, que al nuevo cambio de tendencia en la forma de liderar las organizaciones. En este sentido florece con fuerza la idea del liderazgo femenino.

El liderazgo femenino como una nueva forma de liderar las organizaciones del siglo XXI es algo que se está empezando a valorar en el sector empresarial, así como en el sistema público.

Basándonos en los estudios de Simone de Beauvoir y Helen Fisher, colage_SimonedeBeauvoir_y_HelenFisher_coanco.jpgse puede concluir que las mujeres disponen de una serie de cualidades que les son propias a su género, y al mismo tiempo lo cultural (entorno social, político y cultural) condiciona y moldea esas cualidades. De forma que se hace evidente que por nacimiento y por condicionamiento ambiental, la mujer posee una serie de cualidades que las diferencian del varón.

Hasta ahora, la sociedad y la economía estaba gobernada por un modelo de dirección y liderazgo con marcada influencia masculina. El hombre ha sido preparado para alcanzar logros y objetivos, para competir con sus semejantes, en la búsqueda del éxito y reconocimiento público, para luchar en mil batallas hasta conseguir su meta. Y esto lo ha llevado a cabo poniendo en prácticas esas otras cualidades que le distingue de la mujer, y que, igualmente, le son propias y moldeadas por el entorno social. Sin embargo, a pesar que las cualidades que han hecho del hombre un líder que ha traído al mundo hasta la situación actual (con luces y sombras), se hace necesario una nueva forma de liderar ante un escenario que exige nuevas cualidades.

mujeres-lideres-coancoSon las propias cualidades de la mujer las que permiten hablar de liderazgo femenino. Y es que este liderazgo femenino se caracteriza por la mejor adaptación a los climas emocionales, por el mejor manejo de los conflictos, por prestar atención al desarrollo de las personas y sus necesidades. Cercanas a la compasión, al cuidado del planeta, al compromiso y la responsabilidad. Son muchas las voces masculinas las que se alzan en pos de la defensa del lugar que la mujer debe ocupar en los puestos de dirección. Y son ya muchos los que se han dado cuenta que la mujer está preparada para ocupar estos puestos, con unas características únicas. Y es que es el liderazgo femenino una nueva forma de liderar y dirigir a tener en cuenta, y del que se esperan excelentes resultados.

En nuestro país, según datos de la Secretaría de Estado de Igualdad del Ministerio de la Presidencia, en colaboración con el Consejo Superior de las Cámaras de Comercio, la mayor desigualdad se produce en la gerencia de pequeñas empresas con menos de diez empleados. En estos puestos, las gerentes solo cobran el 57,7% del sueldo de sus colegas, es decir 24.290 euros anuales de media, por 42.043 euros en el caso de los varones. Cuando nos referimos a puestos de alta calificación la diferencia salarial entre hombres y mujeres  es de un 31,8%, según el estudio ‘Trayectorias laborales de las mujeres que ocupan puestos de alta calificación

Por tanto, por los datos y bajo mi propia experiencia, y si me permiten una opinión personal; convivo diariamente con mujeres que ejercen un liderazgo extraordinario en su vida diaria. Mujeres con una serie de cualidades humanas y profesionales que las harían grandes dirigentes, y que sin embargo no ostentan ningún puesto de responsabilidad. En parte, incluso, se puede deber a sus propios moldeamientos culturales y sociales, pero sobretodo se debe a la falta de confianza que sigue existiendo a la hora de promocionar a la mujer; llegando incluso a contratar hombres que ocupen directamente puestos para lo que ellas han llegado tras años y pasar por otros puestos dentro de la empresa.

Autor: Juan Manuel Castillo CastilloCoach Profesional, Tutor Jefe COANCO 

_______________________________________________

logo transparente publicaciones 300px                        

 Visita nuestra web o síguenos en nuestras rede sociales.