Revisa lo que has hecho hasta ahora, da igual el momento del día.

Probablemente estás mirando las redes sociales aprovechando la hora de casi todos los días, mientras viajas hacia el trabajo, desayunas, tomas un café a media mañana o por tarde, o es peras a la persona con la que tienes una reunión, … da igual donde estés.

Por otra parte, recuerda, te has levantado más o menos a la misma hora que te levantas todos los días, te has aseado, y has seguido tus rutinas matutinas al despertar, has decidido que ropa te vas a poner (salvo que tengas la costumbre de dejarla preparada por la noche), has desayunado en casa, o en el bar de la esquina, o lo harás en el trabajo.

Cogerás las mismas rutas de metro, bus o carretera para llegar a tu destino, te cruzarás con las mismas personas (más o menos), puede que hagas los mismos comentarios de cada día, llegarás a tu puesto de trabajo, encenderás el ordenador, o te pondrás la bata, o cogerás el muestrario de ventas (si no lo llevas en el coche) …

Saldrás a cumplir con tu rutina diaria y seguirás tomando (casi) las mismas decisiones que todos los días, te ocuparás, o preocuparás casi de los mismos asuntos, de los mismos pensamientos y problemas que te ocupan la mente, y eso puede que te lleve a tener más o menos los mismos comportamientos que día a día (casi) vas repitiendo, los cuales te llevan casi a las mismas experiencias, y te llevarán casi seguro a los mismos sentimientos.

Y en todo este proceso diario que llamamos “vida”, tú estás en plena operación “me pongo a dieta”, “aprendo inglés” o “voy a hacer más deporte”, o cualquier cosa que no hagas habitualmente.

Y ¿Qué pasa? Que aun cuando tú quieres cambiar, el mundo te recuerda que “todos los días es lo mismo”, y tu cerebro está tan en piloto automático, que cuando piensa en cambiar tiene un cortocircuito, no reconoce el comando “cambiar”.

¿Te acuerdas de la película del día de la marmota? Pues eso.

Y sí, eres un campeón, o una campeona, has aguantado todo el día en la calle tomando café descafeinado, has comido ensalada, y siempre que has podido has  subido las plantas del edificio por las escaleras … pero … llegas a casa por la noche … cansado/a, extenuado/a, sin ganas de nada y … te acuerdas que en el congelador hay una pizza … y bueno, como “la cosa está muy mala”, no la vamos a tirar, y total mañana ya es viernes, así que me voy a tomar una cervecita, y ya empezaré el lunes.

Por cierto, el próximo lunes ya es 21 de enero, ¿cuántas personas habrán olvidado sus propósitos de año nuevo? ¿Y tú, cómo lo llevas?

No te sientas culpable no se va enterar nadie, ¡Sólo tú!

Y todo esto que está en clave individual, afecta a pymes, empresas y organizaciones.

Cambiar cuesta, y cuesta mucho. Se habla muy rápido y muy a la ligera de los procesos de cambio, de la gestión del cambio, de implementar, introducir, reorganizar, y toda la jerga que circula en torno a cambiar algo. Y está bien, hay que hacer cambios, es “justo, necesario,adaptativo y evolutivo”, no obstante, hemos de ser conscientes que la resistencia al cambio forma parte de ese plan, y que, si queremos llevar a término esos cambios, hemos de contar con un plan de contingencia que nos ayude a afrontarlos.

Día a día repetimos lo mismo, o casi, y un día decidimos cambiarlo todo, y no contento con eso, queremos cambiar y pasar del blanco al negro en “cero coma”.

Por cierto, recuerda que este año tienes comunión, y no entras en el traje. Y eso lleva tiempo.

¡Menos mal que ya pasé la época de mi vida en la que tenía familia y amigos con hijos en edad de comuniones!

Agradecido por tu visita.

Saludos cordiales, y gracias por tu tiempo al leer esta publicación.

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior. CPS 10161 & Psicólogo Colegiado AO-10124

Especializado en RRHH, desarrollo de personas y gestión del cambio.
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos.

Desde 2007, Gerente de COANCO

Desde 2012, Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

LOGO COANCO 2015 -png. red

Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO y se dedica a la Formación y Servicios de Coaching.

Realizamos procesos de Coaching Personal, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos. Formación para empresas.

Expertos en Gestión del Cambio. ¿Necesitas cambiar algo? ¿Tienes un problema? Te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”