¿Qué es el Coaching personal? ¿En qué puede ayudarme?¿Una nueva moda?

Coaching Personal ¿qué camino seguir? www.coanco.es El coaching es una disciplina relativamente nueva en España, de hecho la primera asociación de profesionales del coaching, ASESCO,  data del año 2000.

Sin embargo, a diferencia de otras modas, puedo afirmar que esta moda ha                   llegado para quedarse. Ahora bien, ¿qué es el coaching?

En un primer acercamiento podríamos decir que es una disciplina que básicamente trata de ayudar a las personas para que alcancen sus objetivos. Matizando que en el marco del coaching,  el concepto “ayudar” se traduce en “acompañar”. Hablamos de que un coach es un profesional           que ayuda  = acompaña a  las personas a que piensen por sí mismas, y  que lleguen a conclusiones desde un punto de vista diferente. Conclusiones a las que       a veces no somos capaces de llegar por nosotros mismos.

 

Un coach es alguien que no va  a juzgar a su cliente en lo que diga o haga, un /a coach es un profesional va a trabajar con sus clientes para que descubran ese potencial que tienen dentro, el cual, en muchas ocasiones se oculta tras miedos y creencias sobre lo que valen o dejan de valer como personas.

En el coaching personal establecemos una relación entre el coach y el cliente basada en la confianza, la confidencialidad, el respeto, la ausencia de valoraciones y juicios, y la sinceridad.

El coach acompaña al cliente en su proceso de desarrollo personal y de autoconocimiento a través de ese proceso de coaching. Mediante diferentes herramientas el coach ayuda al cliente a conocer sus recursos y fortalezas, y al mismo tiempo potenciar y desarrollar nuevos recursos. Igualmente  le ayuda a que pueda superar y disminuir aquellas debilidades detectadas por él mismo superándolas y poniéndolas a su favor y al servicio de su objetivo.
¿Qué tipo de personas requieren los servicios de un coach personal?¿Quién es un cliente de coaching?

En general muchas personas se encuentran en determinados momentos en encrucijadas y situaciones particulares en las que necesitan un apoyo externo, alguien que les ayude a determinar cuál es el camino a seguir.

Un cliente de coaching es una persona que no tiene diagnosticada una enfermedad mental, física, o de otra índole que le pueda impedir pensar con claridad. Es una persona que puede atravesar en un momento determinado, un “lógico” momento de tristeza, desesperanza, desconcierto, desorientación, etc. Ósea, algo que nos pasa a todos en un momento de nuestra vida.

¿A quién ayuda el coaching personal?

-A personas que tengan una meta o un objetivo sin concretar, o que sencillamente no saben lo que quieren.

-A aquellas personas  que estén abiertas a la transformación y el crecimiento personal y profesional y que pueden estar  buscando una oportunidad para cambiar su futuro.

-A aquellas personas que están frenadas en algún área de su vida y quieran encontrar el propósito en su vida y sentido a lo que hace.

-A aquellas que están dispuestas a apostar por sí mismas y quieren algo mejor en su vida

-A aquellas personas que desean desbloquear  miedos,  temores  o inseguridades que obstaculicen el alcanzar las metas y los objetivos que se proponen.

 

–¿Cuánto tiempo es necesario para completar un proceso de coaching?

Un proceso de coaching tiene una duración que va en función del objetivo del propio cliente, de sus necesidades, y de los resultados que vayan consiguiendo. Si tuviéramos que marcar un número de sesiones, insistiendo en lo heterogéneo de la casuística, suele estar entre 6 y 10 sesiones. Hay que decir que el coaching es un proceso limitado en el tiempo. Es decir, el proceso acaba tras la consecución del objetivo, que esté encaminado (si es a largo plazo), o por decisión de cliente o del propio coach.


–¿Cómo se pueden ver resultados?

En el caso del coaching personal, el propio cliente irá observando los resultados. Aun así, unas de las claves del coaching es que el objetivo debe ser medible. Lo que implica, que al definir el objetivo se irá ayudando al cliente en su concreción, y en como sabrá que lo ha conseguido. Por ejemplo, al coach no le sirve el objetivo “quiero ganar más dinero”. Se trabajará para que el cliente defina cuánto y cuándo. Ejemplo; “quiero facturar 20.000 € en 7 meses”. De esta forma tendremos una forma objetiva de ver si el objetivo se ha logrado, no, o a medias. En un objetivo como “ser féliz” definiríamos qué o cómo hacerlo para lograrlo de forma objetiva.

Si te encuentras en un momento de tu vida en el que no sabes que hacer, que camino escoger, tus relaciones no te satisfacen, tu pareja no te entiende… te invito a que pruebes un proceso de coaching personal.

Saludos cordiales

Más información

 

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior 10161, Psicólogo.

Gerente de COANCO

Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching

___________________________________________________

logo transparente publicaciones 300px                    

 Visita nuestra web o síguenos en las redes sociales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.