Sobre la vida y el camino de cada uno.

 

 

caminos de coaching www.coanco.es

 

La vida pasa demasiado rápido y no pasa dos veces. Cuando te vienes a dar cuenta ya peinas canas y se te clarea el cabello. Y sin saber como, te encuentras de pronto ante otra encrucijada de la vida. ¿Qué camino seguir, qué decisión tomar?

Observas decisiones tomadas que con la distancia piensas y sientes que no debías haber tomado, relaciones que se fueron y otras que no terminaron de  “llegar”, y mientras tanto el mundo gira y gira  y te enfrentas a la cotidianidad de levantarte cada día, y enfrentarte a las mismas rutinas que un día esperado anhelas dejar atrás, y mientras te debates en el sentir de cada día, tienes que seguir enfrentándote  a nuevos retos, nuevas decisiones, y nuevos avatares que te harán sentir que estás vivo, aunque a veces desearas estar muerto.

El camino de la vida, sinuoso y tortuoso a veces puede ser demasiado empinado, y sin embargo cuanto más empinado se hace podemos tomar dos decisiones, una de ellas, hundirnos, la otra, hacernos más fuertes.

En los períodos más duros de la vida, y con más énfasis  en los momentos económicos y sociales en los que nos encontramos podemos encontrar personas y  organizaciones que se superan cada día, que encontraron un momento para descubrir un nuevo argumento por el que luchar. Es fácil caer sin duda, pero más fácil y cómodo resulta a veces agarrarse a esa mala suerte, a esa desesperanza para no hacer nada, para no levantarse con rabia, con desespero y frenesí para superar los retos y las pruebas que la vida nos presenta.

Respetable  es no pelear, no luchar por lo que uno quiere, por lo que uno desea lograr, aun cuando sabemos que mirando para otro lado los problemas no se solucionan, sólo se aparcan.

Encomiable es sobreponerse a las caídas, levantarse y hacer frente  a los tropiezo, y aunque sea sacudiéndose el polvo de la caída, y a veces secándose las lágrimas de la impotencia, seguir adelante. Nadie dijo que fuera fácil, pero si quieres puedes, y si ves que solo no puedes, pide ayuda, hay quién te puede ayudar.

Saludos cordiales y buen camino

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Auto coaching y el arte de ser el coach de uno mismo.

auto coaching. jose miguel gil coto. www.coanco.es - copia

A falta de poder contar con la ayuda de un profesional como un Coach que nos ayude a superar nuestras barreras, limitaciones, o retos, podemos optar con hacer  auto coaching.

El auto coaching consiste en ser el coach de uno mismo adoptando un juego que nos sitúa en una doble posición, en las figuras del coach y del coachee. A priori puede  parecer -y así lo es en muchas ocasiones-, una tarea ardua y compleja, ya que sabemos cómo sabotearnos, de forma consciente o inconsciente para no lograr los  objetivos que queremos. Nos conocemos mejor que nadie, y sabemos cómo hacer para engañarnos, de ahí que hemos de estar ojo avizor para evitar la autocrítica y el “machaque psicológico” que a veces se convierte en “tortura” ante nuestros errores cometidos.

Podemos encontrar muchas lecturas y reflexiones que nos ayudan a tomar decisiones y ponernos en acción para llegar donde queremos llegar, pero sin duda hay una  serie de pasos esenciales que hemos de asumir para poder proceder a hacernos nuestro propio proceso de coaching, o de auto coaching, ya sea de coaching personal o coaching empresarial.

Los sencillos pasos son los siguientes:

¿Qué quiero? Fase de conciencia, y de darse cuenta de hacia dónde quiero ir.

¿De quién depende que alcancemos lo que queremos conseguir? Fase de responsabilidad.

Asumir la responsabilidad que nos compete a nosotros es una de las tareas más arduas en nuestro trabajo de desarrollo personal y profesional. Resulta cómodo echar la culpa de lo que nos ocurre a los demás, lo malo es que cuando nos damos cuenta de que el problema “somos nosotros mismos” eso escuece.

¿Cuándo lo voy a hacer? Fase de acción.

El mundo está lleno de personas que decidieron que iban a hacer algo, pero nunca lo hicieron, otras personas se adelantaron y triunfaron, a veces fueron empresas que las que tomaron la delantera simplemente porque sacaron un producto a la luz antes que otras. Así pues lo que marcará la diferencia siempre será el pasar a la acción. Claro que hay que pensar, planificar, etc. pero no te quedes ahí. Haz algo.

“Si quieres que algo ocurra dedícale un tiempo” GTD
Y aunque todo esto te parezca sencillo, ponte a trabajar contigo mismo, verás que no es “tan sencillo”. El proceso de auto coaching es una magnífica herramienta de trabajo, pero si te pillas a “ti mismo” saboteándote quizás es el momento de buscar ayuda externa.

Como profesional del Coaching que soy claro que me hago auto coaching, y también es claro que tengo una Coach que desde fuera me ayuda a ponerme un espejo delante para dejar de “engañarme a mí mismo”. Por supuesto no nos engañamos a nosotros mismos para hacernos daño, lo hacemos porque es lo que creemos que es lo mejor, todo lo hacemos con nosotros para nuestro mayor bien, solo que a veces las cosas salen regular.

“Y si no puedes contigo mismo”, recuerda, puedes buscar un coach profesional que te ayude.

 

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Una nueva oportunidad cada día para vivir.

Desde el despertar de los tiempos del ser humano se repite el mismo ciclo de regeneración, vida y oportunidad.

Lo queramos o no, cada día  sale el sol.

 ser coach. coaching www.coanco.es

Cada día “amanece” una nueva oportunidad de seguir el camino que hemos emprendido, el camino que seguir a lo largo de los años, caminos elegidos por nosotros mismos  y en el peor de los casos camino que alguien o algo eligió por nosotros.

Cada persona tiene un sol dentro de su corazón y parte de su tarea, de su propósito de vida o dharma pasa por encontrar la manera de acercarse a el.

Negras son las tinieblas en las que a veces caemos, pero si tenemos la fortaleza de levantarnos una mañana para ver amanecer, no podemos más que asombrarnos de la grandeza del espectáculo que nos recuerda  que pase lo que pase una nueva oportunidad de vivir se nos presenta, una nueva oportunidad para corregir los errores cometidos y de innovar en lo mejor que podemos innovar, en nuestra propia vida, en nuestra propia esencia, en nuestra propia conciencia.

Aquietar la mente, dominar el ego que nos lleva al sufrimiento agarrándonos a viejas creencias que nos limitan en el azaroso camino a seguir.

Desde  la observación, desde la quietud, desde la reflexión del día a día sólo nos cabe pensar  si merece la pena sufrir por aquellas pequeñas o grandes cosas  que sufrimos. Lo mejor es que no podemos dejar de recordar que mañana lo de hoy habrá pasado y habrá una nueva oportunidad para renacer, continuar y volver a ver salir el sol.

Que la fuerza os acompañe en el camino, que el calor del sol te recuerde que hoy estas vivo, y más allá de todo esto, siente que merece la pena pararse a ver amanecer.

 

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Sobre la voluntad y el éxito. Fácil hablar, más difícil de lograr.

El camino al éxito está jalonado por multitud de tropiezos, desvíos, subidas y bajadas, y en ocasiones una larga espera hasta que se pueden recoger los frutos del trabajo.

Como el agricultor que cosecha la tierra es cuestión de tener paciencia mientras uno siembra  a la espera del fruto prometido que llegará como consecuencia de un trabajo que a primera vista no se ve.  En este “cosechar” y “dar sin recibir nada a cambio”  -de momento- el factor diferenciador y que marcará la diferencia con otros “agricultores” tiene que ver con la voluntad, y con la combinación de actitudes y aptitudes que todos los seres humanos tienen. Unos en mayor medida tendrán actitudes, y otros tendrán aptitudes, la suma de ambos se puede recoger en la voluntad. Y es que, habiendo voluntad se puede conseguir “casi” todo, dejaremos un pequeño margen a la suerte  que también es importante a veces, y factores varios,  aunque yo particularmente prefiero cogerme al dicho de “el que la sigue la consigue”.

 

Respecto a la voluntad y su relación con la actitud y la aptitud nos encontramos con cuatro estereotipos que desde luego nos llevan a cuatro resultados diferentes, estos tienen que ver con el mayor o menor éxito que tendremos en nuestras empresas, proyectos, ya sean personales o profesionales.

 

  • Están los que no pueden y no quieren.
  • Los que no pueden y quieren.
  • Los que pueden y no quieren.
  • Los que pueden y quieren

 

Cada cual que se sitúe en el perfil que desee, la buena noticia, es que se puede pasar de uno a otro,  “es cuestión de voluntad”.

Con la voluntad, pasa igual que con el cambio, la gestión del cambio, y el coaching, es muy fácil hablar de ello pero bastante más difícil de hacer.
Y como decía el gran Albert Einstein, “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Hazlo distinto y triunfa.

William C. Taylor nos habla en su obra “Hazlo distinto y triunfa” de como influye en el cambio la dirección de nuestra mirada, y hacia dónde nos enfocamos.

Sobre los cambios y las transformaciones corporativas nos define las cinco verdades de la transformación corporativa.

I. muchas organizaciones de muchos sectores sufren de una especie de visión en el túnel que hace que les resulté muy difícil imaginar un futuro más positivo.

II. Muchos líderes ven las cosas como todos los demás porque buscan las ideas en los mismos sitios que todos los demás.

III. En organizaciones problemáticas, ricas en tradición y éxitos, la historia puede ser una maldición y también una bendición. Lo difícil es romper con el pasado si desautorizarlo.

IV. El trabajo del agente de cambio no consiste únicamente en sacar buenas ideas a la superficie, consiste en provocar una sensación de urgencia dentro y fuera de la organización, y en convertir esa urgencia en acción.

V. En un entorno empresarial que no deja nunca de cambiar, los agentes de cambio no pueden dejar de aprender.

Del libro Hazlo distinto y triunfa de la Ed. Gestión 2000.

Una obra muy recomendable sobre la gestión del cambio en los entornos organizacionales.

 

José Miguel Gil Coto

COANCO

www.coanco.es

Hablando de cambio y coaching

Es fácil hablar de cambiar, y más fácil aún es decirle a los demás que tienen que cambiar.

Elegir cambiar es el primer paso para hacerlo, aunque otra cosa distinta es hacerlo. En ese quiero y no puedo, o quiero y no se es donde el coaching y los procesos de coaching pueden ayudar.

La gestión del cambio es la asignatura pendiente del ser humano de forma individua y social, y son pocos los que aceptan que cambiar es necesario y adaptativo y hacen algo para cambiar. Otros (más cómodos) esperan a que alguien o algo cambie por ellos.

La cuestión es que no nos podemos negar al cambio, queramos o no esta ocurriendo en este mismo momento. Puedes aceptarlo o no. Hoy no eres la misma persona de ayer, ni mañana la que eres hoy. En un día habrás perdido pelo, células, etc. Mañana tendrás otras , y así sucesivamente.

José Miguel Gil Coto

COANCO

El coaching en los cambios organizacionales


el arte de la guerra  www.coanco.es
Las organizaciones sufren cambios continuos, de hecho estamos en la era del cambio, donde la inestabilidad en todos los sentidos hace mella a veces de forma muy  repentina.

Los  cambios no deben tomarse como algo negativo, y cualquier crisis que derrumba un edificio sirve  levantar otro sobre los escombros del mismo. Las crisis no son más que crisis de aprendizaje.

En el ámbito organizacional,  el coaching tiene un rol fundamental, pues facilita a los individuos que la forman que asuman que  el cambio debe tomarse no como un obstáculo, sino como un desafío que una vez superado dará resultados positivos.

Un programa de coaching empresarial o de coaching organizacional  debe tener en cuenta la cultura y el clima de la organización. Un correcto  programa de coaching ha de realizar una transición de la teoría a la práctica enfocada a la ayuda de los que componen las organizaciones, de forma que tengan herramientas y capacidad para gestionar su propia transformación y crecimiento. Un programa de coaching empresarial debe facilitar a los individuos de la organización hacia los cambios deseados, y alejarlos de  aquellos cambios que provoquen estados de insatisfacción o ansiedad, y que solo contribuyen a alejarnos de los objetivos.

Podemos considerar dos enfoques  o dos puntos de vista a la hora de afrontar los cambios:

Un primer enfoque que se  preocuparía de los problemas intrínsecos a dicho cambio y que puedan afectar a los sistemas funcionales instaurados en el seno de la propia organización. Esto lo podemos hacer aislando los problemas causantes y estableciendo soluciones y planes de acciones concretos para resolverlos.

Un segundo enfoque se puede abordar bajo la teoría de sistemas, que considera la experiencia del grupo  en términos de pautas complejas y dinámicas, que están presentes en los sistemas naturales, biológicos  y en las estructuras de sistemas organizativos que afectan a las relaciones humanas.

El afrontar un cambio sin ir acompañado de un proceso de coaching puede repercutir en la moral colectiva del grupo que se traduciría en la posible caída de la bajada de la calidad, en una peor atención al cliente, el aumento de los conflictos, el aumento de la rotación del personal, y en definitiva lo más temido, una bajada de la productividad que afecte al rendimiento de la empresa y organización.

No podemos por tanto dejar de pensar que  los procesos de coaching empresarial y organizacional contribuyen de forma efectiva hacia la redefinición y gestión de los cambios de forma positiva en las organizaciones.

 

COANCO

¿Te quejas mucho?

La queja, sobre todo cuando es emitida por uno mismo es  uno de los mayores estresores auto generados con el que nos podemos maltratar conscientemente.
El estrés se produce como respuesta fisiológica a los factores tensionales o estímulos estresores que padecemos. Y como no tenemos bastante con lo que nos llega de fuera, nosotros mismos, los incrementamos con los que provienen de dentro, esto es, nuestros propios pensamientos o ideas irracionales, nuestras propias quejas… Sobre las cuales por supuesto tenemos todo el derecho y la razón. ¡Hasta ahí podíamos llegar!.

En estos calentones, que nos llevan a proferir quejas sin ton ni son, y que sin duda nos secuestran emocionalmente, nos olvidamos de la cantidad de efectos secundarios que tiene este estrés auto impuesto.

Mea culpa, también tengo mis días, aunque afortunadamente cada vez más espaciados, ¡que levante la mano el que esté libre de pecado!

No voy a hablar de la activación del eje hipofisosuprarrenal o del sistema nervioso vegetativo y de la liberación de hormonas o sustancias tales como la corticotropina, adrenalina, noradrenalina… que producen efectos como la dilatación de la pupilas, incremento del ritmo cardiaco y una mayor dilatación de los bronquios, etc… en definitiva una enorme cantidad de respuestas que lo único que hacen es preparar el cuerpo para la lucha o la huida.

Ahora como no nos enfrentamos a leones de cuatro patas y larga melena, los leones vienen en forma de mensaje electrónico, o WhatsApp, o un unfollow, una expropiación en un país, una subida de la prima de riesgo, los datos negativos de encuestas varias, etc.

Antes a lo mejor, podía correr y dejaba atrás al león, pero hoy en día, el pequeño inciso sobre este devenir entre la vida y la muerte, la lucha o la huida, con leones o sin leones, está en que no puedo huir de mí mismo, pues aunque huya de mi mismo, mi queja es mía, y se viene conmigo, igual que se viene el iPhone a todas partes.

Y sabiendo todo esto, los efectos secundarios y autolesivos que pueden producir un abuso desmedido de la queja, ¿por qué nos seguimos quejando?

Me podrás decir que sienta muy bien, aunque, ¡sólo en apariencia!

Si has llegado leyendo hasta aquí ¡enhorabuena! , eso es que a lo mejor te interesa saber que cinco cosas puedes hacer en lugar de quejarte.

  1. Utiliza el agradecimiento.
  2. Elogia a los demás.
  3. Concéntrate en el éxito.
  4. Ignora lo que no puedas controlar.
  5. Medita, reflexiona o rece.

Si deseas ampliar más sobre estos 5 punto te invito a que leas “Prohibido Quejarse” de Jon Gordon. Ed. Empresa Activa.

Dicho esto, no te quejes, no sirve de nada, y que tengas un buen día.

José Miguel Gil Coto

La vida optimista. Cuestión de quitar el Des- de nuestras vidas

Tratar de ser optimista a veces se traduce en una tarea más que ardua gracias a la ingente cantidad de información que se esfuerza denodadamente en llevarnos en sentido contrario.

Todas las personas optimistas y pesimistas sufren los mismos reveses en la vida. La diferencia está en la reacción a esos problemas, acontecimientos o historias que se nos presenta.

Dicen que los pesimistas son “optimistas bien informados”. Yo cuando tengo que recurrir a una definición me voy al Diccionario de la Lengua Española.

Este diccionario define optimista como: “Que propende a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable

Define pesimista como: “Que propende a ver y juzgar las cosas en su aspecto más des-favorable

La cuestión está por tanto en ver donde ponemos el foco.
¿Qué hay en tu vida que no te gusta? ¿Te gustaría eliminarlo?

Pues bien, la receta es tan sencilla como quitar de toda palabra que nos llegue el prefijo des- .

La diferencia entre una persona optimista y pesimista es este prefijo.

Una persona pesimista se siente, des-motivado, des-esperanza, des-conocimiento, des-ilusión, des-contento, des-conectado, des- … des- …

Te invito a que en el día de hoy le quites el prefijo negativo des- a aquellas palabras que te lleguen.

El lenguaje es el vehículo por el cual nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos. El lenguaje nos ayuda a relacionarnos con la realidad, nos facilita el movernos o pararnos. Si empezamos a cambiar el lenguaje, un poquito, sólo un poquito, podemos empezar a cambiarnos a nosotros mismos, y a nuestro entorno.

Yo no puedo cambiar las comunicaciones que me llegan de fuera, no puedo cambiar el valor de la prima de riesgo, pero si puedo cambiar mi comunicación interna y como entiendo y proceso la información que me llega.

Así pues, hoy a pesar de todo decido ser, estar y/o tener optimismo, elijo des-motivación, des-esperanza, des-conocimiento, des-ilusión, des-contento, des-conectado, des- … des- …

Que pases un des-agraciado y feliz día.

José Miguel Gil Coto

Inteligencia Emocional y Gestión del Estrés

Según la Agencia Europea para la Seguridad y la salud en el Trabajo
“El estrés laboral es uno de los principales problemas para la salud y la seguridad a los que nos enfrentamos en Europa. Casi el 25% de los trabajadores se ven afectados por él, y los estudios indican que entre un 50% y un 60% de las bajas laborales están relacionadas con el mismo. Ello representa un enorme coste tanto en sufrimiento humano como en perjuicios económicos”

En tiempos de una acentuada incertidumbre económica como los que nos está tocando vivir, los problemas derivados del estrés y los riesgos psicosociales a los que se ven expuestos las personas, hace que cada vez más estas se vean abocadas al uso de estrategias alternativas para aguantar la presión.
El rendimiento personal y profesional se ve alterado como consecuencia de la falta de atención, de la dispersión, irritabilidad o un descanso deficiente, que se produce como consecuencia de los problemas que no nos dejan dormir.

La combinación de diversas estrategias que facilitan la integración de estos factores estresantes, se traduce en una mejora de la productividad personal y empresarial.

El estrés laboral, en las empresas, pymes y profesionales autónomos no entiende de jerarquías, y desde la persona empleada que está más abajo en la estructura de la empresa, al más alto directivo, o al dueño de la empresa se pueden ver afectados por igual de los mismos síntomas.
Los procesos de Coaching nos pueden ayudar a tomar distancia de los problemas que nos están presionando, combinados con herramientas para la toma de decisiones, así como el entrenamiento con herramientas que facilitan el desarrollo de inteligencia emocional como puede ser a través del entrenamiento personalizado en Coherencia Cardíaca.

El objetivo es mejorar la capacidad de autorregulación emocional para una mejor toma de decisiones profesionales y empresariales que se traduzca en una mejora del desempeño y productividad empresarial.

José Miguel Gil Coto