Entradas

Creencias limitantes, dinámicas de alto impacto y cursos de coaching.

Nos encontramos cursos de motivación, de superación y cursos de coaching, y no de coaching, que se apoyan en las dinámicas de alto impacto para motivar y generar estados de euforia y de superación, o más de bien de auto superación. ¡Y eso es estupendo!

Sin duda alguna la sensación de poder romper una flecha con el cuello, cuando ésta se te está clavando en la garganta ante la presión que ejerces para romperla, es sin duda un subidón. Si además contamos con que puedes estar en un círculo en el que te están jaleando tus compañeros a grito “pelao”, con sentencias del estilo de  “tu puedes”, “campeón”  etc.  ¿a ver quien no rompe la flecha?

El discurso interno, la película que te montas en tu mente, te ayuda a empujar y dar lo máximo. Y además, acabas de ver que tu compañero que es más bajito que tu, o tiene menos envergadura que tu,  lo ha hecho, ¡ostras!, ¿cómo no lo voy a hacer yo?.

El efecto de este logro, de romper la flecha, es ese el subidón, y el creer que hemos eliminado esta creencia o miedo que hemos puesto en la flecha. ¡Eso es lo que te venden! Hay que hablar 3 meses más tarde para ver como estás de ese miedo.

En este caso, hace muchos años asistí a uno de esos cursos de alto impacto y como había que poner algo,  lo que puse fue “miedo al fracaso”.

Por supuesto tras el subidón, viene la calma, y años después no puedo decir que no tenga miedo al fracaso, sin embargo, si es verdad, que el autoconocimiento, y el trabajo interior después de seguir un proceso ha  transmutado a “si fracaso, habrá que volver a intentarlo de otra manera” o simplemente reinventarse. En cualquier caso los fracasos son temporales, uno se cae y se levanta, el asunto está que para fracasar hay que hacer algo. Si no haces nada por “miedo a fracasar” al final puede ser que fracases justamente por no hacer nada. Y es que, nos guste o no, no elegir, o no hacer, por no decidir, también es una decisión.

Ojo, ¡que no estoy en contra de estas dinámicas de impacto! ahora bien, ve y rompe tu flecha, o camina sobre un lecho de cristales rotos, o bien pasa por encima de unas brasas ardientes, o rompe un tablón con un puñetazo … todo ello jaleado por esa multitud que te anima y te lleva en volandas, y después de esto, continua ese subidón con un trabajo/proceso de trabajo individual  que te ayude a asentar esa sensación de superación y superar o eliminar ese miedo o creencia limitante.

Yo no necesito ayudar a alguien a romper una flecha para superar o eliminar  un miedo o una  creencia que le frena o le limita para enfrentarse a un proceso de cambio.

 

José Miguel Gil

Coach Profesional Sénior. CPS 10161 & Psicólogo Colegiado AO-10124

Especializado en RRHH, desarrollo de personas y gestión del cambio.
Con una experiencia profesional de más de 20 años y más de 2500 horas de sesiones de coaching.
Más de 4500 horas de formación impartidas.
Conferenciante, formador y consultor experto en comportamiento humano, organizacional y de equipos.

Desde 2007, Gerente de COANCO

Desde 2012, Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

LOGO COANCO 2015 -png. red

Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO y se dedica a la Formación y Servicios de Coaching.

Realizamos procesos de Coaching Personal, Coaching Educativo, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos.

Expertos en Gestión del Cambio. ¿Necesitas cambiar algo? ¿Tienes un problema? Te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”

¿Dónde te diriges? El barco y el coaching

“Un barco que no ha decidido el puerto donde atracar, es un barco a la deriva” Y es que así se va por la vida. Sin un rumbo fijo, sin una meta marcada, sin un deseo por el que luchar, sin un sueño que perseguir. O puede que lo tengas, pero no haces nada por comenzar el camino.

Imagínate que vas en un barco del que tú llevas el timón. A tu espalda esa persona de confianza que siempre saca lo mejor de ti. Tu coach. Has comenzado un viaje que no sabes donde te llevará, y ni si quiera sabes si realmente quieres emprenderlo, pues la seguridad de la tierra conocida es muy atractiva. Tu coach te cuestiona sobre tus verdaderos motivos para dejar esa tierra conocida, te ayuda a que explores cuáles serán las habilidades que pondrás en práctica durante la navegación, te hará ver los recursos de los que dispones, y te hará sentir que tienes a alguien en quién apoyarte cuando el barco se vea golpeado por las olas y el frío te cale los huesos.

Comienzas el camino rumbo a ninguna parte. Sí, ninguna parte porque no sabes dónde vas. Sólo sabes que tienes que ir, algo dentro de ti te impulsa. El mar es inmenso y no ves tierra, no ves dónde se encuentra tu puerto, tu meta. La incertidumbre te hace dudar, y deseas volver ante el miedo a perderte en la inmensidad de posibilidades que te ofrece el mar. Es el momento en el que tu coach te ayuda a que tomes conciencia de los recursos de los que dispones. Al mismo tiempo te pide que visualices cómo es ese puerto al que tanto deseas llegar. Con esta ayuda puedes sentir que dispones de los recursos que hacen falta para alcanzar lo que deseas; puedes observar como cuentas con tu tripulación, con las estrellas, con el viento y tu brújula, para llegar a tu puerto; y escuchas como todo eso se une para alcanzar tu objetivo.

Ya tienes el rumbo. Combates con fuerza contra las tempestades porque confías en ti, y en la calma venidera. Las miradas a tu coach tan solo son de confirmación de su presencia, sin embargo ya sabes cómo enfrentarte a las tempestades, y con seguridad, y confianza, te diriges a tu sueño.

Ya casi puedes tocar la primera piedra del espigón de tu puerto. Tu coach te cuestionará si es realmente el lugar donde querías llegar. Tras tu confirmación, verás cómo tu coach se aleja en una barca para dejar que ese momento de atracar en el puerto de tus sueños lo vivas con el reconocimiento de: que tú has sido el único que decidió partir, tú combatiste contra las tempestades y tú conseguiste llegar.

Eso es un proceso de coaching, un viaje en barco donde un coach te apoya para que tu cojas el timón de tu vida y llegues al puerto que desees llegar.

¿Dónde te diriges? ¿Te ayudamos?

___________________________________________________

logo transparente publicaciones 300px                    

 Visita nuestra web o síguenos en las redes sociales.

Falta de confianza. Consejos de autocoaching

En muy habitual que a los procesos de coaching acudan clientes con falta de confianza en sí mismos, buscando seguridad.

La falta de confianza nos paraliza. Quien siente esa falta de confianza no actúa por temor al ridículo, al que dirán, por no sentirse
capaces, porque no son como otros, etcétera. Esta falta de acción los convierte en personas con baja autoestima, y con poco éxito.

falta-de-confianza-autocoaching-coanco

Siento esto debido a esa percepción de ellos mismo. Es esta una losa que se arrastra incapacitando para la toma de decisiones.

Incluso creando bloqueos que provocan no actuar a la altura de las circunstancias, lo que ayuda a la persona a reafirmarse en su falta de confianza, y baja autoestima. Entrando de esta forma en un círculo vicioso.

Hoy os vamos a dejar unos consejos de autocoaching para trabajar esa falta de confianza, y ayudar a vernos desde otro punto de vista:

1-      Formúlate la pregunta “¿qué es lo peor que te puede pasar?”. Cuando surge la falta de confianza la persona se “pre-ocupa”. Es decir, se centra en los posibles problemas que surgirán si hacemos esto o aquello. Cuando nos “pre-ocupamos” nos centramos en problemas que no podemos resolver pues aún no existen. No te “pre-ocupes”, y “ocúpate”. Pasa a la acción.  Actúa sobre lo que tengas que resolver, pero no te paralices.

2-      ¡¡VISUALIZA!!. Los corredores de atletismo, los pilotos, etc, se visualizan en la carrera. Cada curva, cada zancada, desde que dan la salida hasta que llegan a la meta. Se visualizan en la vuelta o la carrera perfecta. El cerebro no distingue entre lo que imaginas y lo que vives realmente, por lo que para él será algo que ya has realizado antes. Y si lo has realizado antes, y sabes cómo hacerlo, ¿por qué tener miedo  a hacerlo?.

3-      Imagina que estás a punto de morir, y estás repasando todo aquello que fue verdaderamente importante en tu vida. Aquello que realmente quieres recordar en tus últimos momentos. ¿Está eso que te bloquea, y no te atreves a hacer?. Pues si no es tan importante ¿a qué esperas?.

4-      Imagínate cómo serías si tuvieras confianza. ¿Cómo actuarías?¿Cómo te moverías?¿Cómo hablarías?¿En qué pensarías?¿Qué cosas te dirías?. Tras contestarte, actúa.

5-      Toma un referente, es decir, esa persona que, para ti, representa esa confianza que te falta. ¿Cómo lo haría esa persona que admiras?. Las personas de más éxito a lo largo de la historia se preguntaban cómo lo haría otra persona que tuvo éxito antes que ellos.

6-      Por último lo más importante es ¡¡ACTUAR!!. No te paralices. Si a la primera no funciona, prueba a la segunda o a la tercera. La escritora de la saga de Harry Potter, J.K. Rowling, tuvo unos comienzos difíciles. Antes de que le publicaran su libro fueron varias editoriales las que le cerraron la puerta.

Autor: Juan Manuel Castillo Coach profesional, Tutor Jefe de COANCO



“De la normalidad a la excelencia a través de ti”


 
Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.


Síguenos también por Tweeter.