DESESPERANZA vs  DESESPERANZA y ESPERANZAR

DESESPERANZA vs  DESESPERANZA y ESPERANZAR

Nubes negras asoman en el horizonte y rondan en tu cabeza.

Mientras tanto suena el run run en tu mundo interior, y sientes que no puedes, que no eres capaz, o que no sabes cómo.

En estos tiempos siento y palpo la DESESPERANZA que como dice el Diccionario de la RAE en su primera acepción es “Falta de esperanza”, o en la segunda “Estado del ánimo en que se ha desvanecido la esperanza”.

Se siente ese desánimo, esa incapacidad por dar respuesta a esta pandemia que nos tocó vivir. A otras personas les tocaron otras pandemias, incluso guerra, pero a nosotros nos tocó esta.

Percibo una pandemia emocional en forma de INDEFENSIÓN APRENDIDA, (o bien impotencia aprendida) que se estudia en la psicología y se refiere a la condición de un ser humano o animal que ha “aprendido” a comportarse pasivamente, con la sensación subjetiva de no tener la capacidad de hacer nada, y que no responde a pesar de que existen oportunidades reales de cambiar la situación aversiva, evitando las circunstancias desagradables o mediante la obtención de recompensas positivas. (Wikipedia)

Resumiendo, que tenemos la sensación subjetiva o interna de que no podemos hacer nada, y nos quedamos viéndolas venir. Y en muchos casos, sí que podemos hacer bastante más de lo que creemos.

Esta sensación generalizada nos lleva a la parálisis y a la apatía que en el peor de los casos y en los más grave puede desembocar en una depresión.

Huyo del pensamiento ese de que “haga lo que haga nada sale bien”. ¿Nada?

DESESPERANZA vs  DESESPERANZA y ESPERANZAR

Ahora bien, yo no quiero poner el foco ahí, lo quiero poner en la palabra ESPERANZA que como define el diccionario de la RAE “Estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea” .

A ver, la situación es la que es, sin embargo, si sólo miramos las nubes negras quizás olvidamos que tras cada tormenta sale el sol. Que esta tormenta es un huracán y va a durar más de lo que esperábamos, pues parece que sí, sin embargo, si ponemos el foco en construir, en ser creativos, y en pensar de forma diferente encontraremos algunas opciones, puede que no sea las que queramos, pero sí, la que nos saquen adelante.

¿Qué puedes hacer?

  • Deja de decir “no puedo con esto” o “no puedo con mi vida” y cámbialo por “en esto momento concreto no puedo con esta situación, pero saldré adelante”.
  • Deja de decir “no sirvo” o “no soy capaz” y cámbialo por “soy capaz”.
  • Cambia tu discurso interno derrotista y pesimista. Para ello es necesario que te hagas consciente del mismo. Escúchate ¿Qué sale de tu boca o ronda tu pensamiento a todas horas?
  • Aprender a parar el pensamiento, cuestionarlo y analizarlo de forma racional y desde fuera, como si no fuera contigo, y tu no estuvieras en el problema.
  • Imagina que alguien te cuenta un problema y te dice ¿tú que harías? Pues prueba a hacer eso contigo mismo. Respóndete a ti mismo “sin emoción” y de forma racional y analítica.

DESESPERANZA vs  DESESPERANZA y ESPERANZAR

Eres mucho más de lo que piensas y haces, puedes aprender cosas nuevas, desarrollar nuevas habilidades o estudiar nuevas formas de comportarte que te ayuden a salir de esa zona de oscuridad y apatía en la que nos sumergimos cuando sentimos que no podemos.

  • Cambiar de pensamientos, comportamientos, y rutinas en la vida no es fácil, estamos apegados a nuestra forma de ser y actuar, y requiere un esfuerzo.

Quizás ya sabes lo difícil que es dejar de fumar o seguir una dieta, sin embargo, puede que en algún momento de tu vida lo lograras, o que conozca personas que lo hayan hecho. Si alguien lo ha hecho, tú también puedes -quizás todavía no has podido, pero poder se puede- y nunca es tarde para cambiar … por mucho que haya quien diga “yo he nacido así, y así me moriré”.

  • Además, siempre puedes acudir a un profesional que te acompañe o te ayude a aprender nuevas herramientas y recursos.

Yo trabajo (conmigo) y con mis clientes de forma racional, analítica y profesional para alejarme de la DESPERANZA y entreno y trabajo con  las personas para ESPERANZAR, que como dice el diccionario de la RAE es “Dar o provocar esperanza”.

Partiendo de donde estamos (la situación actual) para plantear nuevos escenarios futuros dónde podamos tener posibilidades de tener mayor bienestar.

Que no es fácil, no, que es posible, rotundamente sí.

Buena suerte, y dale un giro a donde pones el foco y la atención, y recuerda que, “después de la tormenta siempre viene la calma”.

Gracias por llegar hasta aquí. Cuídate mucho.

Un abrazo

José Miguel Gil

Psicólogo Colegiado AO 10.124

Coach Profesional Sénior CPS 10.161

Formador y Mentor de Coaches.

Formación In Company para empresas.

Inteligencia Emocional en la Empresa y en la Gestión de Equipos.   Inteligencia Emocional en la Empresa y en la Gestión de Equipos.       Inteligencia Emocional en la Empresa y en la Gestión de Equipos.     Inteligencia Emocional en la Empresa y en la Gestión de Equipos. Inteligencia Emocional en la Empresa y en la Gestión de Equipos.

Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO.

Además nos dedicamos a la Formación y Servicios de Coaching.

Resumiendo, realizamos procesos de Coaching Personal, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos. 

También hacemos Formación para empresas.

Conclusión  ¿Necesitas cambiar algo? Somos Expertos en Gestión del Cambio.

Finalmente ¿Tienes un problema?   Además te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”

#InteligenciaEmociona #esperanza #desesperanza l#Coaching #coachingempresarial #CoachingDeEquipos #coachingejecutivo #cursodecoaching #Coach #DirectivoCoach

#Psicología #PsicologíaDelTrabajo #formacion #empresas