El tiempo no es tu enemigo

El tiempo no es tu enemigo

A veces sentimos que el tiempo nos desfavorece, que es el eterno enemigo, el culpable de nuestro “no hacer”, de envejecer y de la resignación ante muchos aspectos de la vida. Al fin y al cabo es una excusa para encubrir los miedos de la inactividad y del fracaso
A menudo nos sentimos en un estado de tristeza y ansiedad a causa de creencias limitantes” infundadas a lo largo de nuestra vida por medio de frases como “el tiempo es un bien escaso”, “si yo tuviera más tiempo”, “no puedo hacerlo porque no tengo tiempo”, “el tiempo corre en contra”, etcétera.

Sin darnos cuenta, caemos en una lucha constante contra el tiempo, que no parará de hacernos daño hasta que no tengamos claro que éste no es quien marca el ritmo de nuestra vida, quien nos deja actuar o no hacerlo en determinados momentos. 

Aquí no estamos más que tomando un rol de victima contra el que un proceso de coaching trata de eliminar, haciéndonos tomar consciencia que somos nosotros quienes decidimos “hacer” o “no hacer” en cada momento, que es nuestra actitud y la forma de administrar el tiempo del que disponemos, lo que marca el avance en nuestra vida

No convirtamos el tiempo en nuestro enemigo, sino en nuestro aliado. Tomemos el tiempo que necesitamos sin sentirnos culpables, porque cada día tiene nuevas horas para explotar, y cada momento es un regalo único e irrepetible del que podemos disponer de la forma que nosotros decidamos.

Autor: Ignacio Gragera, Responsable de Marketing, Atención al público y ayudante de dirección en COANCO coaching

Estudiante del Curso de Experto en Coaching Profesional Certificado ASESCO


      “De la normalidad a la excelencia a través de ti”

 
Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.


Síguenos también por Tweeter.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.