El principio 90 / 10

El principio 90/10 explica que el 10% de la vida está relacionado con lo que realmente sucede y el restante 90% viene determinado por la forma en que reaccionamos ante lo que pasa.

Efectivamente hay elementos, situaciones o circunstancias que no podemos controlar. No está en nuestra mano, o no depende de nosotros, que se retrase el autobús, un atasco de tráfico, que haga mal tiempo, o que se estropee el coche. Todo esto está encuadrado en ese 10% que se escapa de nuestro margen de actuación. Sin embargo, existe un 90% que depende de nuestra forma de reaccionar ante esas situaciones o circunstancias. Ese 90% de lo que nos pasa en la vida viene provocado por nuestra reacción ante ese 10%.

principio 90 -10

¿Una mala noticia? Todo lo contrario. Es una gran noticia, pues sobre ese 90% sí puede actuar. Si depende de tu reacción, quiere decir que modificando tus reacciones puedes modificar los resultados. Esto te da el poder del cambio. Ya no puedes decir que no se pude hacer nada, pues sí que se puede hacer.

Usemos un ejemplo. Estás desayunando con tu familia. Tu hija tira una taza de café, y te mancha tu camisa de trabajo. No tienes control sobre lo que acaba de pasar. Pero lo siguiente que sucederá sí que dependerá de tu reacción. Si maldices o chillas o regañas severamente a tu hija porque te tiró la taza encima. Ella se pondrá a llorar. Después de regañarla sigues de mal humor y te enfadas con tu mujer por dejar la taza demasiado cerca de la orilla de la mesa. Y empieza una batalla verbal. Tú vociferando subes arriba a cambiarte la camisa. Cuando bajas te encuentras a tu hija demasiado ocupada llorando terminándose el desayuno y no está lista para ir a la escuela. Ella pierde el autobús. Tu esposa se marcha al trabajo enfadada. Tú conduces el coche a toda velocidad para llevar a tu hija a la escuela. Te ponen una multa de tráfico por exceso de velocidad. Tu hija te deja en la  escuela sin decirte adiós. Después de llegar a la oficina 20 minutos tarde, te das cuenta que se te olvidó el maletín en casa. Tu día empezó fatal. Y parece que se pondrá cada vez peor. Ansias llegar a tu casa, pero cuando regresas te encuentras con un pequeño distanciamiento en tu relación con tu esposa y tu hija. ¿Por qué? Debido a como reaccionaste en la mañana. ¿Por qué tuviste un mal día? ¿Quién o qué es el responsable?
¿El café lo causó, tu hija, el policía?
¿O tú?

Tú no tenías control sobre lo que pasó con el café.

La forma en como reaccionaste esos 5 segundos fue lo que causó tu día fatal. Todo podría haber sucedido de un modo muy distinto si cuando  el café te manchó tu hubieses reaccionado de otro modo. Si le hubieses dicho: “está bien cariño, solo necesitas tener más cuidado la próxima vez. Después de cambiarte tu camisa  y coger tu maletín, regresas abajo sin alterarte. ¿Notas la diferencia? Dos escenarios bien distintos. Ambos empezaron igual. Ambos terminaron diferente .¿Por qué? Tú realmente no tienes control sobre el 10% de lo que sucede. El otro 90% se determinó por tu reacción.

Como dije antes, nuestras reacciones, estados de ánimo, y como dejamos que nos afecten las diferentes situaciones, dependen de nosotros mismos.

Es por esto que debemos ser muy conscientes de nuestras reacciones y actitudes. Recuerda el principio 90/10, y piénsatelo dos veces antes de culpar a los demás. Abandona la actitud de víctima, y toma las riendas de tu vida. Asume tu responsabilidad.

 

Saludos cordiales y gracias por la visita.

Si te gustó este artículo, no seas tímid@  y ayúdanos a compartirlo.

Sé feliz y productivo … En ese orden.

 

Más información

 

logo transparente publicaciones 300px                      

 Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO  y se dedica a la Formación y Servicios de Coaching.

Realizamos procesos de  Coaching Personal, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos.

Expertos en Gestión del Cambio. ¿Necesitas cambiar algo? ¿Tienes un problema? Te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”

 

 

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.