Pensar es Poder, Coaching y PNL

Pensar es Poder

El poder de nuestros pensamientos es mucho más fuerte de lo que creemos.
Pongamos un ejemplo concreto; “Un campesino jamás llegara a ser un gran ejecutivo”, esta creencia en la mente de un campesino, impedirá que éste llegue a ser ejecutivo ya que él mismo se encargará de tomar el camino para no llegar a serlo.Para entender este concepto debemos tener en cuenta el término “creencias limitantes” utilizado en coaching yPNL; Son creencias que se han ido interiorizando de forma consciente e inconsciente a lo largo del tiempo y principalmente en nuestra infancia en función de la educación recibida, de lo que hemos visto y oído.
De la misma forma que existen estas “creencias limitantes”, también existen los pensamientos que nos impulsan a lograr nuestras metas. “Yo puedo, soy capaz de, etcétera…” si no piensas que eres capaz, simplemente no llegarás a serlo.
“Si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, también tienes razón.” (Henry Ford)
Al igual que querer es poder, PENSAR también ES PODER. Coaching y PNL.

AutorIgnacio Gragera, Responsable de Marketing, Atención al público y ayudante de dirección en COANCO coaching

 
 “De la normalidad a la excelencia a través de ti”

 Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.

 Síguenos también por Tweeter.

El Miedo, el gran enemigo natural

El Miedo; “El gran enemigo natural”

El miedo es una emoción desagradable, que nos paraliza ante un peligro, ya sea real, infundado, imaginario, del presente, del pasado o del futuro. Sin embargo gracias a él, la evolución del ser humano ha sido posible, como respuesta emocional primaria derivada del riesgo o la amenaza.

"De lo que tengo miedo es de tu miedo" William Shakespeare
“De lo que tengo miedo es de tu miedo” William Shakespeare
Pero por otro lado, en el entorno del coaching y la psicología, representa el freno a muchos pasos importantes que el ser humano ha de dar en su día a día para llegar a ciertos objetivos y desarrollos personales o laborales. Como característica inherente a la sociedad humana, el miedo está arraigado a su sistema educativo y experiencias, y trabajar contra esto requiere importantes competencias por parte del coach.

El primer paso es reconocer el miedo, pudiendo localizarlo de forma verbal o gestual; con palabras como miedo, terror, pánico, espanto, fobia, susto, etc. O bien con gestos faciales y/o corporales. Aunque parezca difícil este reconocimiento existe un estudio moderno informatizado desarrollado por Adam Anderson y Joshua Sussking de la universidad de Toronto basado en las propuesta antigua de Charles Darwin, que trataba de demostrar que muchos de los gestos que nos han ayudado a sobrevivir son universales ante ciertos estados emocionales.

Igualmente no podemos olvidar que cada individuo es diferente, y que como coaches tenemos que cotejar esa información, sin interpretaciones y a partir de las experiencias propias del individuo entrevistado.
Para tratar estos miedos, que curiosamente en un 95% de las veces son más dañinos o peligrosos que aquello a lo que tememos,  tenemos que mantener una premisa en mente: “LA ACCIÓN ES EL MEJOR ANTÍDOTO DEL MIEDO.”

Incluso existen estudios que nos invitan a ACTUAR SIN PENSAR según en qué ocasiones, llegando a obtener mejores resultados en nuestras decisiones y dudas, que son a su vez cuna de mucho de nuestros miedos.

A partir de esto podemos seguir haciendo clasificaciones generalizadas de los miedos y sus antídotos más comunes, como por ejemplo;

·                    Miedo al error à Analiza lo que sabes ahora y antes no sabías.
·                    Miedo a la imperfección à La perfección no existe, pero si existe el éxito.
·                    Miedo al cambio à antes es un sueño, después puede ser una realidad.
·                    Etcétera.

En coaching el método básico para trabajar los miedos es hacer una lista de estos, con todos aquellos que el coachee o cliente tiende a postergar, explorar las justificaciones de esos aplazamientos y localizar el origen de esa falta de acción. No olvidemos que usar tus miedos para postergar es prolongar la sensación de fracaso  y, en algunos casos, un sufrimiento real.

Por tanto, debemos siempre PONER UNA FECHA para la acción en cuestión, siendo el cliente consciente y responsable con dicho ejercicio.

Al fin y al cabo solo tratamos que el coachee visualice el objetivo como algo más grande que el temor que le impide actuar.
“QUE EL MIEDO A FALLAR NO TE IMPIDA JUGAR LA PARTIDA”
_______________________________________________________________________________________________________

Autor: Ignacio Gragera, Responsable de Marketing, Atención al público y ayudante de dirección en COANCO coaching

      “De la normalidad a la excelencia a través de ti”


Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.

Síguenos también por Tweeter.

coanco@coanco.es 

www.coanco.es

Parásitos Cero; contra los bichos de la energía vital.

Parásitos Cero; La heramienta contra los bichos de la energía vital.

Para que todo proceso de coaching llegue a buen puerto, debemos utilizar la herramienta Parásitos Cero por la que podemos conseguir eliminar todos los obstáculos que impiden realizar los cambios que se van presentando en el camino para alcanzar las metas.

Parásito (R.A.E): Dicho de un organismo  animal o vegetal: Que vive a costa de otro  de distinta especie, alimentándose de él y  depauperándolo sin llegar a matarlo.

Parásito (R.A.E): Dicho de un organismo animal o vegetal: Que vive a costa de otro de distinta especie, alimentándose de él y depauperándolo sin llegar a matarlo.

Fue Thomas  F. Leonard  quien denominó por primera vez  “parásitos” a esos obstáculos, que sin darnos cuenta los toleramos, pudiendo a veces llegar a convertirse en crónicos. Como todo parásito se alimenta del huésped dañándole pero sin llegar a matarlo, de la misma forma estos obstáculos son pequeños o grandes detalles que nos minan el día a día, asuntos que al fin y al cabo nos consumen nuestra energía vital casi sin darnos cuenta.

T.F Leonard desarrolló una herramienta contra estos parásitos, denominada “Parásitos Cero”, la cual consiste en identificar y eliminar esas barreras para conseguir un estado de cero parásitos; organizando una lista por prioridades, buscando razones positivas, decidiendo cambiar, siendo consciente el coachee del coste de estos parásitos, y por último lanzando un plan de acción. 

“No hay coaching si no hay acción”

Autor; Ignacio Gragera

      “De la normalidad a la excelencia a través de ti”
 
Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.
Síguenos también por Tweeter.
Pídenos información en nuestro correo  coanco@coanco.es 

Cambiar es posible. Coaching y motivación para superarse.

El viernes pasado me pasó lo que no me pasado nunca, ni tan siquiera  cuando jugaba al baloncesto, y es que me rompí un hueso del dedo meñique. Es un pequeño hueso, sin embargo es  lo suficientemente importante como para que te inmovilicen la mano entera casi hasta el codo durante 3 semanas. A veces pequeñas cosas nos paran ¿verdad?

Un hecho inesperado me ha destrozado la agenda, y toda la planificación prevista, algo  que me está dando una nueva oportunidad de aprender, de superarme y de afrontar nuevos retos que me van a facilitar adquirir nuevas competencias y habilidades que no tenía.

Cuando llevas 25 años afeitándote con la mano derecha es un autentico ejercicio de paciencia, concentración y tino poder estar con la cuchilla en la mano izquierda y no cortarte. Porque en este caso el no ser competente supone un corte en tu mejilla. No moriría por ello, pero fastidiar, fastidia bastante.

Más allá de afeitarme, comer, sacar la cartera de bolsillo, etc. con la mano izquierda, lo importante de esto esto es el aprendizaje que saco.

Cambiar es posible. ¿De donde sacar la fuerza y la motivación para superarse?

 

mano.

La respuesta es de dentro de uno mismo. Y es que nadie puede darte lo que no es tuyo. Hay motivaciones que vienen de fuera, sí, pero la verdadera clave para cambiar está dentro de uno mismo, de aceptar que nunca es tarde para cambiar, de aceptar que todo tiene una lectura positiva o negativa, depende del punto de vista, depende de como te sitúes ante esto que te pasó.

Amig@, sólo necesitas creer que es posible, que cuesta, ya te digo yo que sí, por eso te invito a que no desfallezcas, a que continúes adelante.

Quizás estás en un momento complejo, puede que estés pensando en iniciar un negocio, un nuevo proyecto, salir a otro país, casarte, tener un hijo … lo que sea, pero piensa que según te sitúes y mires el cambio así te enfrentarás al reto.

 

Cambiar es posible. Coaching y motivación para superarse.

 

A veces necesitamos el apoyo de alguien para lograrlo, para sacar nuestro verdadero potencial, para demostrarnos a nosotros mismos que somos increíbles, y que somos seres extraordinarios.

Si necesitas apoyo, porque quieres empezar a hacer cosas extraordinarias estoy aquí para ayudarte.

Lo paradójico de todo esto, es que una de las tareas que yo le pongo a mis clientes es que durante uno, o varios días hagan algo como cepillarse los dientes con la izquierda. Ahora yo me estoy aplicando mi propia “receta” conmigo mismo.

Y tú ¿te atreves?

Aceptas el reto de hacerlo todo durante 2 días con la mano izquierda.

¡Esta entrada está escrita con la mano izquierda!

¡Gracias por la visita, si te gusta este entrada compártela o deja tu comentario!

 

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame, te acompaño”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 LOGO COACH SENIOR           fb      tw.

www.coanco.es
www.josemiguelgil.com

 

El coaching educativo y la educación de mis hijos.

¿Qué relación hay entre el coaching educativo y la educación de mis hijos?

La  pasión por el trabajo que hago al hacer coaching, al trabajar con la psicología y la inteligencia emocional de las personas  me apasiona y me hace disfrutar,  y sobre todo y más importante  me permite trabajar sobre los asuntos que me preocupan.

La educación de mis hijos, y sufrir como padre algunas prácticas por parte de algunos profesores no del todo correctas, o cuanto menos eficaces, nos hizo decidir abrir una nueva linea de trabajo para  facilitar y potenciar el trabajo de los profesores, y poder apoyarles y dotarles con nuevas competencias que se trasladaran a la educación y a la gran responsabilidad que tienen como educadores con los chicos y chicas.

La educación tiene dos partes muy bien diferenciadas, la educación recibida en casa y la educación recibida en el colegio, en el instituto o en el centro educativo correspondiente.

Hoy hablo sobre como mejorar la educación de unos chic@s, que son en muchos casos muy diferentes a la mayoría de nosotros.

Una de las grandes diferencias con nosotros, es que son nativos digitales en muchos casos, y eso genera nuevas formas de aprendizaje, de búsqueda de información y consolidación de la misma.

¿Qué sentido tiene aprenderse de memoria la lista de los reyes godos?

Los tiempos han cambiado y tenemos todo un mundo de información a golpe de un click.

Si todo cambia, y eso está claro, la educación por tanto también tendría que cambiar ¿no? ¿Porque repetimos en muchos casos el mismo modelo?

Llegado este punto llegamos a la conclusión de que todo cambia a una velocidad tremenda, por lo que hemos de adaptarnos a los cambios, hemos de transitar de un modelo pedagógico y educativo que pone a todos los niños a un mismo nivel con unos objetivos definidos y obvia las diferentes formas de trabajar, los diferentes tipos de inteligencia que existen (inteligencias múltiples) o los estilos de aprendizaje de cada uno.

El educador debe trabajar para acompañar a los estudiantes, alumnos, a que alcancen los resultados que tienen que lograr. El coaching educativo apoya al educador, y le  dota de  nuevas herramientas, aparte de las que ya tiene para lograr mejores resultados, mejores alumnos, y mejores personas.

Richard Gerver, un experto en la educación nos da algunas de las claves en el sector educativo que generan nuevas ideas que nosotros compartimos y que subyacen en la línea de trabajo que llevamos en nuestra área de coaching educativo.

 

Richard Gerver

 

Nuestro respeto a los educadores y a  la difícil y compleja tarea que tienen encomendada por su profesión.

En sus manos está el futuro, y esa es una gran responsabilidad, todo lo que podamos hacer por ayudarles bien venido sea.

__________________

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame, te acompaño”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

¿Quiero ser jefe? ¡Déjame que lo piense!

directivos

 

Cuando era pequeño decía que de mayor quería ser jefe.
Después fui al colegio, pasé por la universidad, diferentes trabajos y llegó un momento en que fui “Director” osea, “jefe”.

Tras mucho trabajo había logrado lo que dije que quería ser de mayor   -por eso es importante decir que se quiere (objetivo) visualizarse como tal, y mucho trabajo-.

Ahora bien, descubrí la cara “b” del disco, y es que esto de ser jefe no era tan divertido como pensaba, implicaba tomar decisiones, firmar contratos (y procura leerlos bien, porque a ver que firmas), dirigir personas, y estar a la orden de alguien, pues los jefes (la mayoría) también tienen jefes, o alguien a quien dar explicaciones, y un sin fin de tareas que no voy a seguir detallando.

En fin tras unos años de trabajar para otros decidí que ya estaba bien, y que lo que quería  era ser “jefe de verdad” ósea  de los que no dan explicaciones a nadie. Ahí fue cuando me hice autónomo, y resultó que tampoco era tan divertido como pensaba, pues es verdad que no tener que dar explicaciones a otros es aparentemente más cómodo. Tu decides que vas a hacer, como y cuándo lo vas a hacer, y a quien le vas a pedir que lo haga, y el que paga todas las facturas. En mi humilde opinión, el peor jefe que podemos tener somos nosotros mismos. ¡Hay que ver como nos machacamos a veces!

Y para colmo, resulta que además y por norma trabajas más que cuando eras “jefe”, eso sí, eres tu propio jefe. Un poco surrealista la verdad.

La cosa es que poco a poco y trabajando mucho empiezas a crecer y pasas a ser empresa, (y las bromas y las sornas de los conocidos y no tan conocidos que piensan que te estas forrando) y entonces hay una vuelta de tuerca más en la presión, ahora ya no sólo no das explicaciones a nadie, sino que todavía es peor, ahora las firmas de los documentos oficiales son las tuyas directamente (hacienda, contratos con proveedores o clientes, etc.) y si algo va mal, ¡uf! mal rollo, llegan los abogados, sólo que ahora los abogados  no van contra la empresa en la que trabajas,  van contra “ti” pues la empresa es tuya.

Con todo esto llegamos a la pregunta inicial y a su respuesta ¿quiero ser jefe?.

Mi respuesta es sí.

Los que somos iniciadores (hace un tiempo me identifico más con esta palabra que con la muy usada palabra de  emprendedor), pues bien, a los que somos iniciadores y nos gusta hacer cosas diferentes, iniciar proyectos, explorar e innovar, nos gusta el riesgo, nos gusta esa innegable soledad que llega cuando tienes que tragar saliva viendo que tienes que enfrentar a una nueva decisión empresarial, y tienes que decir SI o NO a gastar más dinero  en marketing, o a elegir entre dos proyectos estudiando la viabilidad de los mismos y los recursos con los que cuentas. ¿Y si los dos son buenos? Pero sólo tengo recursos para uno ¿Qué hago?

En fin, que al final terminas tomando decisiones una tras otra, con la salvedad de que no tienes nadie a quién hacer responsable si te equivocas.

Ahora valoras mucho más aquel jefe que al final era el que daba el visto bueno a todo, ese jefe al que directamente señalabas si algo no iba según lo previsto.

Al final lo de tener un jefe no era tan malo ¿no?

¿Cómo aguantar la presión? pues tengo que decir que el Coaching ayuda.

Yo además de dedicarme a hacer coaching a empresarios, gerentes o directores de pymes, también tengo mis conversaciones de coaching, también tengo una persona que me hace coaching, y me ayuda a afinar sobre todo cuando tengo muchos frentes encima de la mesa. Y es que todos somos humanos, y tenemos derecho a necesitar el apoyo de alguien en un momento determinado.

Si una empresa comp Pricewaterhouse Cooper hace coaching con sus empleados por algo será. En su web encontramos esto:

“En PwC, creemos en ayudar a nuestra gente a alcanzar su máximo potencial”.

http://www.pwc.com/us/en/about-us/pwc-professional-development.jhtml

Así pues, ¿cómo no voy a invertir en el mayor capital de mi empresa -yo mismo-? , por cierto,  una empresa de coaching, para ser mejor empresa y desarrollar al máximo el potencial nuestro, y de nuestros clientes.

 

La verdadera tarea está en transmitir a las empresas como esta herramienta bien usada y aplicada a nivel directivo y de equipos puede mejorar el rendimiento  y la productividad de la empresa. ¿Cuanta productividad y rentabilidad se está perdiendo en las empresas por no hace coaching?  No tengo datos, pero en mi opinión, muchísima.

 

¿Quiero ser jefe?  ¡Déjame que lo piense! La respuesta es sí, pero quiero un coach que me acompañe cuando lo necesite.

 

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame, te acompaño”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!