Herramientas de Coaching: la técnica de “cero parásitos”.

 

Tenemos muchas herramientas de coaching. En este artículo os hablaremos de la herramienta o técnica de “cero parásitos” es un recurso muy usado en procesos de coaching. Mediante esta técnica se trata de localizar todas aquellas causas de perdida de energía que impiden en muchas ocasiones que llevemos a cabo empresas mayores, o que simplemente vivamos más tranquilos.

Fue Thomas  F. Leonard  quien denominó por primera vez  “parásitos” a esos obstáculos, que sin darnos cuenta los toleramos, pudiendo a veces llegar a convertirse en crónicos. Como todo parásito se alimenta del huésped dañándole pero sin llegar a matarlo, de la misma forma estos obstáculos son pequeños o grandes detalles que nos minan el día a día, asuntos que al fin y al cabo nos consumen nuestra energía vital casi sin darnos cuenta.

Imaginaros una manguera que está repleta de pequeños orificios por donde se escapa el agua. Por mucho que abramos el grifo, no conseguiremos la presión que necesitamos.

T.F Leonard desarrolló una herramienta contra estos parásitos, denominada “Parásitos Cero”, la cual consiste en identificar y eliminar esas barreras para conseguir un estado de cero parásitos; organizando una lista por prioridades, buscando razones positivas, decidiendo cambiar, siendo consciente el coachee del coste de estos parásitos, y por último lanzando un plan de acción.

 

¿CÓMO funciona “CERO PARÁSITOS”?

A continuación veamos los tres pasos para conseguir alcanzar el objetivo de “Cero Parásitos”

 

1. Primer paso: IDENTIFICAR LOS PARÁSITOS

Hacer una lista de parásitos que nos consumen energía. Una buena media, para empezar, sería identificar unos 20 parásitos. Cuando empezamos a buscar nos damos rápidamente cuenta  de que son muchos, y que están en todos nuestros ámbitos de vida.

Es importante hacer esta lista por escrito. No es necesario en esta etapa preocuparse de un orden. Lo más sencillo es apuntarlos tal y cómo van apareciendo en nuestra mente, así somos más creativos e identificamos los parásitos más fácilmente.

Ejemplos:

–         Revisión del coche.

–         Conversación pendiente con …

–         Tema laboral pendiente.

–         Cambiar la bombilla del cuarto de baño.

–         Ordenar el trastero.

–         Limpiar el coche.

–         Etc.

Tómate tú tiempo.

2. Segundo paso: ORDENAR DE MÁS FÁCIL A MÁS DIFÍCIL DE ELIMINAR

Escribe la lista priorizando los parásitos más fáciles de eliminar y al final los más difíciles, incluso los que nos parezcan imposibles.

3. Tercer paso: IR ELIMINANDO Y TACHANDO PARÁSITOS DE LA LISTA

Desde el primer momento en que tomamos la actitud de eliminar parásitos de nuestra vida sentirás como recuperas energía, y cómo vuelves a tener el mando de tu vida.

 

Te invitamos a que pruebes a eliminar todo aquello que te molesta, incordia, distorsiona, distrae … a ver qué ocurre.

 

Recuerda empezar por lo más fácil.

 

Saludos cordiales y gracias por la visita.

Si te gustó este artículo, no seas tímid@  y ayúdanos a compartirlo.

Sé feliz y productiv@ … En ese orden.

 

Más información

 

logo transparente publicaciones 300px                      

 Empresa pionera de coaching que desde el 2007 formamos Coaches certificados por ASESCO  y se dedica a la Formación y Servicios de Coaching.

Realizamos procesos de  Coaching Personal, Coaching Ejecutivo y Empresarial y Coaching de Equipos.

Expertos en Gestión del Cambio. ¿Necesitas cambiar algo? ¿Tienes un problema? Te ayudamos a solucionarlo con soluciones creativas de problemas “CPS”

 

 

 

3 comentarios
  1. elmer
    elmer Dice:

    Buenas tardes

    Me gustaria que me aclararan por que los ejemplos de parasitos que detallan ustedes, son parasitos porque desde mi punto de vista son actividades que en su momento son importante como revisar el coche, limpiar el coche, tema laboral pendiente etc.

    Eso los considera como parasitos.

    Pienso que los parasitos estan relacionados con los robadores de tiempo.

    me explican por favor.

    Responder
    • Coanco
      Coanco Dice:

      Buenas tardes Elmer,

      Se consideran como “parásitos” aquellas actividades, tareas y en general “asuntos pendientes” que de alguna manera nos roban la energía. No siempre están relacionados con los ladrones de tiempo. Por ejemplo, ese “cajón desordenado” que nunca te pones a arreglar y que siempre que lo abres te desagrada. No en muchas ocasiones no es una cuestión de tiempo, es simplemente algo “pendiente” que no te impide vivir, pero que de alguna manera te afecta.

      Saludos cordiales

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *