Los valores en el marco del coaching

¿Alguna vez te has planteado cuáles son tus valores?,  ¿Por qué actúas de una forma u otra?, ¿Por qué a pesar de tener lo que quieres no te sientes satisfecho?

Nuestros valores son convicciones profundas que determinan nuestra manera de ser, y que orientan nuestra conducta. Todos tenemos una escala de valores que cumplen una jerarquía. Nuestros valores se ordenan de mayor a menor importancia, siendo este orden en cada persona diferente.

La adopción personal de los valores, su interiorización, es un proceso por el que todos pasamos, y desde diferentes fuentes. En primer lugar, esta integración tiene lugar en el núcleo familiar. Estos valores se complementarán con que nos enseñen en la escuela y el grupo de amigos o compañeros. Según los valores que cada persona adquiera, y la interpretación personal que les aplique, marcará su forma de expresarse en la vida.

El trabajo sobre los valores particulares de los coachees es una fase de gran importancia en los procesos de coaching. Es habitual

valores-coaching-coanco

observar que los principales conflictos con los que se encuentran en la consecución de sus objetivos están relacionados con la interpretación propia de los valores, por conflictos de valores, o por que sienta que son transgredidos.

interpretación y su importancia. Tras esto se trabaja en alinear y armonizar su objetivo, o meta, con esos valores que ha descubierto.En un proceso de coaching se ayuda al coachee a que identifique sus principales valores, a que los conozca, y a que defina su

Una persona que tenga como principales valores sinceridad, honestidad y amor, en un principio nos puede parecer que no tiene que ser una persona con demasiados conflictos. Sin embargo, se puede dar el caso que se tengas estos tres principales valores y que vivas en una constante insatisfacción laboral. Por ejemplo, en el caso de un comercial que tenga como motor de vida estos tres valores, tendrá grandes conflictos internos si por su trabajo está obligado a vender un producto cuyas características a resaltar no las considera ciertas, o directamente las considera falsas.

¿Cuáles son tus valores?, ¿Los quieres conocer?

Sin duda (teniendo en cuenta las características de cada persona), es muy importante abordar y armonizar los pensamientos/valores con los actos (acciones), es decir que durante los procesos de coaching, el objetivo o la meta planteada ha de estar alineada y armonizada con sus valores y actos.

valores jm coancoVeamos un ejemplo, un ejecutivo que quiera mejorar su desarrollo profesional, puede dar tanta importancia a este aspecto que deje de lado su vida personal y por tanto consiga su objetivo pero este no estará equilibrado con sus valores. Esto me recuerda la pelicula “Family Man” donde el actor Nicolas Cag

e tiene una carrera brillante sin vida personal (dejo hace años a novia, la actriz Tea Leoni) en el proceso de su vida, sin embargo un día se levanta (siendo su vida otra), donde la vida personal es más importante que la profesional, y mostrándole cual sería de su vida si hubiese elegido este otro camino.

La moraleja nos dice que “en todo proceso se necesita armonizar ambos aspectos, porque cuando se deja de lado uno de los dos (personal y/o profesional), donde se involucran valores nucleares, alguno de ellos se resiente, pudiendo generar dificultades y/o conflictos de valores”.

Por ejemplo, el valor “familia” para una persona (responsable familiar), que quiere que su familia tenga de todo (que lo traduce en ganar dinero), puede tener como consecuencia no destinar el tiempo que él desearía a su familia. En este caso la familia reacciona

reclamando al responsable familiar, lo cual si no se equilibra dará lugar a un conflicto de valores familiares. En este caso el trabajo del Coach con el responsable familiar es clarificar dichos valores para llegar a restaurar el reequilibrio de sus valores con los familiares.

En la actualidad existe un constante reequilibrio y rotura de valores, el ejemplo más claro es priorizar la carrera profesional versus la personal y familiar. El valor de la familia (actualmente mas fuerte en la mujer) permite no dar tanto valor a una posible carrera profesional brillante, por otra digamos no tan brillante pero que le permite disfrutar de la familia al máximo en todos sus aspectos. El valor independencia y autonomía (como nucleares o con jerarquía elevada) en las personas, pueden presentar connotaciones negativas cuando forman una familia, si estos no se flexibilizan por otros más acordes.

Si los valores personales no se adaptan a los familiares (no cambian o no se esta dispuesto a cambiarlos), posiblemente y de buen seguro serán ingredientes del incremento de futuras separaciones familiares.

En otro momento ya hablaré de los valores empresariales, ligado a la cultura y otros aspectos empresariales, como las empresas expresan sus valores y que impacto tiene sobre sus productos, servicios, clientes internos y externos.

¿Por qué tienen tanto valor los valores?

Son los que definen nuestras acciones rectoras, por eso en los procesos de coaching son tan importantes clarificarlos. Conseguimos conocerlos, a través de las preguntas a nuestros clientes ¿Qué es lo importante para ti?, ¿Que quieres mantener en tu vida?, etc. Estas y otras preguntas van a definir los valores del cliente, para mostrarnos que es lo verdaderamente importante.

______________________________________________________________________________________________________

Autor: Juan Manuel Castillo Coach profesional, Tutor Jefe de COANCO

logo transparente publicaciones 300px

 

   

        “De la normalidad a la excelencia a través de ti”

 Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.

 Síguenos también por Tweeter.

coanco@coanco.es 
www.coanco.es

¿Victima o Protagonista?, la responsabilidad.

Víctima o protagonista, ¿cómo te presentas ante la vida?. Durante el proceso de coaching se busca la toma de conciencia del cliente con respecto a esta pregunta.

Actuamos como víctimas cuando ante determinadas situaciones nos quejamos culpando de nuestros resultados, o bien a nuestra situación, o a personas, o a circunstancias que no controlamos.

responsabilidad-coanco.jpg

En un proceso de coaching se trabaja con el cliente para ayudarle a que sea consciente de su parte de responsabilidad ante la falta de resultados, o de esa situación no deseada. De esta manera se podrá acompañar al cliente en la consecución de su objetivo, ya que, al ser consciente de su parte de responsabilidad, podrá tomar acciones sobre aquello que controla y no está en manos de terceras personas o circunstancias externas.

Se suele decir “me han suspendido”, “no hay trabajo”, “es que no me dejan trabajar”, etc. De esta forma se cede el poder del cambio de resultados o de situación a las personas o circunstancias a las que culpamos.

Es decir, si no te sientes parte del problema no te sentirás parte de la solución, permanecemos inmóviles esperando que sean otros los que nos den las soluciones, o que estas vengan de circunstancias externas eludiendo la responsabilidad por completo.

¿Y tú?, ¿Eres víctima o protagonista?..

Autor: Juan Manuel Castillo Coach profesional, Tutor Jefe de COANCO

________________________________________________________________________________________________________

logo transparente publicaciones 300px

Visitamos en nuestra web o en las redes sociales;

fb Síguenos en nuestra página profesional de Facebook.

tw. Síguenos en nuestro Time Line de Twitter.

 

Si quieres ponerte en contacto con nosotros escríbenos a;

coanco@coanco.es

 

 

Pensar es Poder, Coaching y PNL

Pensar es Poder

El poder de nuestros pensamientos es mucho más fuerte de lo que creemos.
Pongamos un ejemplo concreto; “Un campesino jamás llegara a ser un gran ejecutivo”, esta creencia en la mente de un campesino, impedirá que éste llegue a ser ejecutivo ya que él mismo se encargará de tomar el camino para no llegar a serlo.Para entender este concepto debemos tener en cuenta el término “creencias limitantes” utilizado en coaching yPNL; Son creencias que se han ido interiorizando de forma consciente e inconsciente a lo largo del tiempo y principalmente en nuestra infancia en función de la educación recibida, de lo que hemos visto y oído.
De la misma forma que existen estas “creencias limitantes”, también existen los pensamientos que nos impulsan a lograr nuestras metas. “Yo puedo, soy capaz de, etcétera…” si no piensas que eres capaz, simplemente no llegarás a serlo.
“Si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, también tienes razón.” (Henry Ford)
Al igual que querer es poder, PENSAR también ES PODER. Coaching y PNL.

AutorIgnacio Gragera, Responsable de Marketing, Atención al público y ayudante de dirección en COANCO coaching

 
 “De la normalidad a la excelencia a través de ti”

 Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.

 Síguenos también por Tweeter.

El Miedo, el gran enemigo natural

El Miedo; “El gran enemigo natural”

El miedo es una emoción desagradable, que nos paraliza ante un peligro, ya sea real, infundado, imaginario, del presente, del pasado o del futuro. Sin embargo gracias a él, la evolución del ser humano ha sido posible, como respuesta emocional primaria derivada del riesgo o la amenaza.

"De lo que tengo miedo es de tu miedo" William Shakespeare
“De lo que tengo miedo es de tu miedo” William Shakespeare
Pero por otro lado, en el entorno del coaching y la psicología, representa el freno a muchos pasos importantes que el ser humano ha de dar en su día a día para llegar a ciertos objetivos y desarrollos personales o laborales. Como característica inherente a la sociedad humana, el miedo está arraigado a su sistema educativo y experiencias, y trabajar contra esto requiere importantes competencias por parte del coach.

El primer paso es reconocer el miedo, pudiendo localizarlo de forma verbal o gestual; con palabras como miedo, terror, pánico, espanto, fobia, susto, etc. O bien con gestos faciales y/o corporales. Aunque parezca difícil este reconocimiento existe un estudio moderno informatizado desarrollado por Adam Anderson y Joshua Sussking de la universidad de Toronto basado en las propuesta antigua de Charles Darwin, que trataba de demostrar que muchos de los gestos que nos han ayudado a sobrevivir son universales ante ciertos estados emocionales.

Igualmente no podemos olvidar que cada individuo es diferente, y que como coaches tenemos que cotejar esa información, sin interpretaciones y a partir de las experiencias propias del individuo entrevistado.
Para tratar estos miedos, que curiosamente en un 95% de las veces son más dañinos o peligrosos que aquello a lo que tememos,  tenemos que mantener una premisa en mente: “LA ACCIÓN ES EL MEJOR ANTÍDOTO DEL MIEDO.”

Incluso existen estudios que nos invitan a ACTUAR SIN PENSAR según en qué ocasiones, llegando a obtener mejores resultados en nuestras decisiones y dudas, que son a su vez cuna de mucho de nuestros miedos.

A partir de esto podemos seguir haciendo clasificaciones generalizadas de los miedos y sus antídotos más comunes, como por ejemplo;

·                    Miedo al error à Analiza lo que sabes ahora y antes no sabías.
·                    Miedo a la imperfección à La perfección no existe, pero si existe el éxito.
·                    Miedo al cambio à antes es un sueño, después puede ser una realidad.
·                    Etcétera.

En coaching el método básico para trabajar los miedos es hacer una lista de estos, con todos aquellos que el coachee o cliente tiende a postergar, explorar las justificaciones de esos aplazamientos y localizar el origen de esa falta de acción. No olvidemos que usar tus miedos para postergar es prolongar la sensación de fracaso  y, en algunos casos, un sufrimiento real.

Por tanto, debemos siempre PONER UNA FECHA para la acción en cuestión, siendo el cliente consciente y responsable con dicho ejercicio.

Al fin y al cabo solo tratamos que el coachee visualice el objetivo como algo más grande que el temor que le impide actuar.
“QUE EL MIEDO A FALLAR NO TE IMPIDA JUGAR LA PARTIDA”
_______________________________________________________________________________________________________

Autor: Ignacio Gragera, Responsable de Marketing, Atención al público y ayudante de dirección en COANCO coaching

      “De la normalidad a la excelencia a través de ti”


Síguenos por nuestra página Profesional de Facebook.

Síguenos también por Tweeter.

coanco@coanco.es 

www.coanco.es

Sobre la vida y el camino de cada uno.

 

 

caminos de coaching www.coanco.es

 

La vida pasa demasiado rápido y no pasa dos veces. Cuando te vienes a dar cuenta ya peinas canas y se te clarea el cabello. Y sin saber como, te encuentras de pronto ante otra encrucijada de la vida. ¿Qué camino seguir, qué decisión tomar?

Observas decisiones tomadas que con la distancia piensas y sientes que no debías haber tomado, relaciones que se fueron y otras que no terminaron de  “llegar”, y mientras tanto el mundo gira y gira  y te enfrentas a la cotidianidad de levantarte cada día, y enfrentarte a las mismas rutinas que un día esperado anhelas dejar atrás, y mientras te debates en el sentir de cada día, tienes que seguir enfrentándote  a nuevos retos, nuevas decisiones, y nuevos avatares que te harán sentir que estás vivo, aunque a veces desearas estar muerto.

El camino de la vida, sinuoso y tortuoso a veces puede ser demasiado empinado, y sin embargo cuanto más empinado se hace podemos tomar dos decisiones, una de ellas, hundirnos, la otra, hacernos más fuertes.

En los períodos más duros de la vida, y con más énfasis  en los momentos económicos y sociales en los que nos encontramos podemos encontrar personas y  organizaciones que se superan cada día, que encontraron un momento para descubrir un nuevo argumento por el que luchar. Es fácil caer sin duda, pero más fácil y cómodo resulta a veces agarrarse a esa mala suerte, a esa desesperanza para no hacer nada, para no levantarse con rabia, con desespero y frenesí para superar los retos y las pruebas que la vida nos presenta.

Respetable  es no pelear, no luchar por lo que uno quiere, por lo que uno desea lograr, aun cuando sabemos que mirando para otro lado los problemas no se solucionan, sólo se aparcan.

Encomiable es sobreponerse a las caídas, levantarse y hacer frente  a los tropiezo, y aunque sea sacudiéndose el polvo de la caída, y a veces secándose las lágrimas de la impotencia, seguir adelante. Nadie dijo que fuera fácil, pero si quieres puedes, y si ves que solo no puedes, pide ayuda, hay quién te puede ayudar.

Saludos cordiales y buen camino

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Auto coaching y el arte de ser el coach de uno mismo.

auto coaching. jose miguel gil coto. www.coanco.es - copia

A falta de poder contar con la ayuda de un profesional como un Coach que nos ayude a superar nuestras barreras, limitaciones, o retos, podemos optar con hacer  auto coaching.

El auto coaching consiste en ser el coach de uno mismo adoptando un juego que nos sitúa en una doble posición, en las figuras del coach y del coachee. A priori puede  parecer -y así lo es en muchas ocasiones-, una tarea ardua y compleja, ya que sabemos cómo sabotearnos, de forma consciente o inconsciente para no lograr los  objetivos que queremos. Nos conocemos mejor que nadie, y sabemos cómo hacer para engañarnos, de ahí que hemos de estar ojo avizor para evitar la autocrítica y el “machaque psicológico” que a veces se convierte en “tortura” ante nuestros errores cometidos.

Podemos encontrar muchas lecturas y reflexiones que nos ayudan a tomar decisiones y ponernos en acción para llegar donde queremos llegar, pero sin duda hay una  serie de pasos esenciales que hemos de asumir para poder proceder a hacernos nuestro propio proceso de coaching, o de auto coaching, ya sea de coaching personal o coaching empresarial.

Los sencillos pasos son los siguientes:

¿Qué quiero? Fase de conciencia, y de darse cuenta de hacia dónde quiero ir.

¿De quién depende que alcancemos lo que queremos conseguir? Fase de responsabilidad.

Asumir la responsabilidad que nos compete a nosotros es una de las tareas más arduas en nuestro trabajo de desarrollo personal y profesional. Resulta cómodo echar la culpa de lo que nos ocurre a los demás, lo malo es que cuando nos damos cuenta de que el problema “somos nosotros mismos” eso escuece.

¿Cuándo lo voy a hacer? Fase de acción.

El mundo está lleno de personas que decidieron que iban a hacer algo, pero nunca lo hicieron, otras personas se adelantaron y triunfaron, a veces fueron empresas que las que tomaron la delantera simplemente porque sacaron un producto a la luz antes que otras. Así pues lo que marcará la diferencia siempre será el pasar a la acción. Claro que hay que pensar, planificar, etc. pero no te quedes ahí. Haz algo.

“Si quieres que algo ocurra dedícale un tiempo” GTD
Y aunque todo esto te parezca sencillo, ponte a trabajar contigo mismo, verás que no es “tan sencillo”. El proceso de auto coaching es una magnífica herramienta de trabajo, pero si te pillas a “ti mismo” saboteándote quizás es el momento de buscar ayuda externa.

Como profesional del Coaching que soy claro que me hago auto coaching, y también es claro que tengo una Coach que desde fuera me ayuda a ponerme un espejo delante para dejar de “engañarme a mí mismo”. Por supuesto no nos engañamos a nosotros mismos para hacernos daño, lo hacemos porque es lo que creemos que es lo mejor, todo lo hacemos con nosotros para nuestro mayor bien, solo que a veces las cosas salen regular.

“Y si no puedes contigo mismo”, recuerda, puedes buscar un coach profesional que te ayude.

 

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!

 

Una nueva oportunidad cada día para vivir.

Desde el despertar de los tiempos del ser humano se repite el mismo ciclo de regeneración, vida y oportunidad.

Lo queramos o no, cada día  sale el sol.

 ser coach. coaching www.coanco.es

Cada día “amanece” una nueva oportunidad de seguir el camino que hemos emprendido, el camino que seguir a lo largo de los años, caminos elegidos por nosotros mismos  y en el peor de los casos camino que alguien o algo eligió por nosotros.

Cada persona tiene un sol dentro de su corazón y parte de su tarea, de su propósito de vida o dharma pasa por encontrar la manera de acercarse a el.

Negras son las tinieblas en las que a veces caemos, pero si tenemos la fortaleza de levantarnos una mañana para ver amanecer, no podemos más que asombrarnos de la grandeza del espectáculo que nos recuerda  que pase lo que pase una nueva oportunidad de vivir se nos presenta, una nueva oportunidad para corregir los errores cometidos y de innovar en lo mejor que podemos innovar, en nuestra propia vida, en nuestra propia esencia, en nuestra propia conciencia.

Aquietar la mente, dominar el ego que nos lleva al sufrimiento agarrándonos a viejas creencias que nos limitan en el azaroso camino a seguir.

Desde  la observación, desde la quietud, desde la reflexión del día a día sólo nos cabe pensar  si merece la pena sufrir por aquellas pequeñas o grandes cosas  que sufrimos. Lo mejor es que no podemos dejar de recordar que mañana lo de hoy habrá pasado y habrá una nueva oportunidad para renacer, continuar y volver a ver salir el sol.

Que la fuerza os acompañe en el camino, que el calor del sol te recuerde que hoy estas vivo, y más allá de todo esto, siente que merece la pena pararse a ver amanecer.

 

José Miguel Gil Coto

“Si necesitas ayuda en tu camino, llámame,  especialista en  conseguir objetivos personales y organizacionales”

Coach Profesional Senior y Psicólogo,

Gerente de COANCO,

 Presidente de ASESCO, Asociación Española de Coaching.

 

¡Gracias por pasar a visitarnos! Si te gusta esta entrada, deja un comentario  o compártela. ¡Hasta pronto!